Foto: Tania Gómez Rodríguez

Reconocimiento a la desinteresada labor investigativa del P. Joaquín Gaiga

El pasado 28 de junio se celebró en la capilla del Convento de las Brigidinas de la ciudad de Pinar del Río un modesto pero sincero reconocimiento al padre Joaquín Gaiga, misionero veronés que por más de veinte años ha laborado en estas tierras y, lo que es más importante, ha dedicado sus esfuerzos a redactar y documentar primero la historia de la diócesis pinareña y después las de todas sus parroquias.

El reconocimiento lo presidió Mons. Jorge E. Serpa, obispo de la diócesis, quien a partir de la presencia en el mismo de religiosos de varios países destacó la acción del P. Gaiga quien sin limitarse por hablar otra lengua asumió la labor y colmó los territorios donde ha sido párroco de un compromiso de fe en los feligreses quienes lo recuerdan como una persona solícita y ejemplar y a toda la diócesis de una obra que ya es fuente documental para el conocimiento del vasto territorio que abarca la diócesis con parroquias tanto en la provincia de Pinar del Río como en parte de la vecina Artemisa.

Los diez libros que recogen toda la llegada y afianzamiento de la fe en estas tierras junto con el devenir histórico y social de sus habitantes cuentan con una sólida documentación tomada de los archivos parroquiales, libros sobre el tema hoy casi inexistentes y el testimonio de personas que estuvieron involucradas en ese devenir.

Como recordatorio de tan importante labor el P. Gaiga recibió de manos del Obispo un cuadro con un diploma de agradecimiento firmado por Mons. Serpa y la Comisión Pastoral de la Cultura además de una roca sobre la que está grabado un mapa de la diócesis con sus parroquias ornado por la imagen de los libros por él escritos y un ejemplar del libro La Virgen de La Caridad en el alma del pueblo cubano del reconocido intelectual cubano Emilio Cueto.