iglesia okComunicado de Mons. Juan de Dios Hernández, Obispo de Pinar del Río

Queridos Agentes de Pastoral:

Un saludo en Cristo

Muchos ya hemos escuchado las últimas noticias sobre el inicio de las diferentes fases de recuperación y en ellas el paulatino restablecimiento de las celebraciones públicas en las instituciones religiosas de nuestro país. Ante esta realidad se nos hace oportuno comunicar las siguientes orientaciones para ser tenidas en cuenta a la hora de reiniciar la apertura de nuestros templos.

La fecha prevista para la apertura es el 28 de junio, pero depende de que las autoridades hayan declarado ya el inicio de la primera fase. En caso contrario se les comunicará la nueva fecha.

Ruego a los párrocos y Consejos Parroquiales que se reúnan antes de esta fecha para ver cómo ponen en práctica estas indicaciones en las comunidades.

1. Creación de un equipo que colabore con el cumplimiento de estas medidas.
2. Limitar el número de personas en las celebraciones eucarísticas y mantener el distanciamiento. Cada párroco, junto con el Consejo Parroquial determinará cuál es la mejor vía pastoral para evitar la aglomeración. Personas que presenten síntomas respiratorios no deben participar en las celebraciones; se invita a que se sigan uniendo a la oración desde la casa.
3. Uso del nasobuco.
4. Desinfección de manos y calzados al entrar en el templo.
5. Higienizar las superficies al concluir la celebración.
6. Evitar el contacto físico en el saludo de la paz, y la comunión se recibirá exclusivamente en la mano.
7. Realizar la colecta al final de la Misa.
8. El coro debe cantar con nasobuco y manteniendo una distancia prudencial.
9. Sólo se celebrarán Misas y Bautizos. Los Bautizos se realizarán sólo con la presencia del niño, los padres y los padrinos; deben restringirse el número de bautizados y mantener las medidas de higiene y distanciamiento.
10. Los sacramentos de la Unción de los Enfermos y la Reconciliación se realizarán de forma habitual manteniendo las medidas de higiene.
11. Los grupos pastorales (catequesis, catecumenado, penitenciaria, etc.) continúan suspendidos hasta nuevo aviso.
12. Tanto la reunión del clero como la Misa Crismal quedan pendientes hasta el momento en que pasemos a la segunda fase por la necesidad de la apertura interprovincial.

Que la Virgen de la Caridad nos acompañe en este caminar y nos ayude a poner a Jesús en nuestros corazones.
+ Juan de Dios Hernández, sj.
Obispo de Pinar del Río