La Casa El Obispo
 

   Inicio

   El obispo


   El Origen

   Las personas

   La Casa

   Los Animales

   Las Plantas


   Mantua

   La Diócesis


   Al visitante


 

   Contacto    ...

   Créditos

 

Las personas
El Padre Siro ha sido un gran cultivador de amistades, en cualquier parte de Pinar y de Cuba, uno puede encontrarse personas, de las más diversas que le digan a uno: "...el Padre Siro es amigo mío, lo conocí un día que...".

Mons. Siro, Héctor y el P. Yosbel.

Durante la mayor parte de sus 50 años de sacerdote vivió con su madre y su hermana que eran mujeres sencillas y acogedoras, que consideraban como familia a los amigos y colaboradores cercanos. Cuando éstas murieron ya Siro era Obispo y este amplió la familia de sus colaboradores cercanos, también por las crecientes necesidades pastorales de una Iglesia que crecía después del ENEC (1) y del renacer religioso de finales de los 80.
Esta tradición de familia amplia continúa en Mantua donde los sacerdotes y religiosas que viven allí, y sobre todo la familia Héctor y Olga, padres de Olguita, la mamá de Víctor Manuel (el bimbi) y Javier Ernesto (Cucú), y esposa de Javier (Pincha). Olguita cocina y hace las labores del hogar. Héctor lo ayuda con el mantenimiento de aparatos, con las compras, y otras tareas. Por las noches le hace compañía, viendo alguna película o simplemente conversando.

Cucú.
El Bimbi .


Javier Ernesto se ha hecho muy buen amigo de Mons. Siro, lo llama "Obis" y le hace muchas preguntas: "Obis, si yo me hago Obispo, ¿me llamarán obispo Cucú?".
Con el patio, el jardín y los animales le ayudan Barsabás y Ramón el jardinero. Manolo, otro de sus colaboadores, es su chofer.
Es también parte importante de esta familia la vecina Lolita quien también está pendiente de sus necesidades y le alcanza por el patio dulces y café.

Rosa Amelia.

Sus amigos y colaboradores siempre se mantienen en contacto con él. Su "hijita" Rosa Amelia, quien fuera 10 años su secretaria en el Obispado, y ahora lo es de Mons. Jorge Serpa, siempre está al tanto del Obispo Emérito, se ocupa de sus comunicaciones, revisa diariamente su buzón de correo electrónico en el Obispado, le envía los mensajes impresos y también teclea las respuestas que vienen en papel.
Por su parte Luisito, su chofer en Pinar, va y viene a Mantua con mucha frecuencia, llevando desde comida para pájaros hasta libros o correspondencia, también se ocupa de buscar en Pinar o La Habana lo que haga falta para la casa, que no se encuentre en Mantua, desde una jaula para canarios hasta una pila para lavabo.
En la parroquia vive una comunidad Padres Vicentinos integrada en estos momentos por el Padre Juan Campos y el Padre Yosbel Lazo, este último de reciente ordenación. También tienen una casa en Mantua las hermanas de Jesusmaría, cuya superiora es Inés Yerandi.

 

1. Encuentro Nacional Eclecial Cubano. Momento culminante de varios años de reflexión en las comunidades sobre el ser y el quehacer de la Iglesia en Cuba.

 

 

 

 


   Fotos

   Videos