MEMORIAS INOLVIDABLES DE UNA VISITA PASTORAL

VISITA PASTORAL A LA PARROQUIA DE JESÚS DE NAZARENO DE LOS PALACIOS

Parroquia de Jesús de Nazareno de Los Palacios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jueves 13 de noviembre

Comienza el recorrido Pastoral, en la parroquia San Diego, con la visita a la casa de Sergio Lázaro Cabarrouy y a su abuela Isabel Salustiana Fuentes, que es una anciana de 90 años de edad. Luego fuimos a la Iglesia a revisar el Archivo, para ello se tomaron el último libro de bautizos #27 y el último libro de matrimonios #4.
Al libro de matrimonios #4 se sugiere se elimine el título de Matrimonios de blancos y se le ponga solamente matrimonios.
A las 8:30 p.m. celebramos la fiesta de San Diego de Alcalá.

Viernes 14

8: 00 a.m. rezo de laudes con el grupo de Caritas y PAS. El Obispo dirige unas palabras a estas personas que tienen como mensaje central el profetismo humano y cristiano, que lleva como fundamento único a Cristo. Ese profetismo no es solo adivinar lo que va a pasar, sino preocuparse por la polis y eso es ser un profeta; por eso la Iglesia tiene que hablar de política y no de politiquería; hablar de política es atender la polis, es hacerle entender a la gente en qué mundo viven, es hacer la caridad, es dar un consuelo espiritual o material.
La Iglesia tiene que preocuparse de todo lo que tiene que ver con la persona para promoverla, esa es la función de Caritas y de PAS.

Encuentro con representantes de otras denominaciones religiosas

A este encuentro solamente asistió un buen grupo de las diferentes Logias:
- El Maestro de la Logia Montecristi y otros miembros.
- Caballeros de la Luz.
- Old Fellows
- Rebecas.

Tito, el Maestro de la Logia Montecristi, disertó agradeciendo la presencia de Monseñor José Siro en Visita Pastoral, pero de manera particular porque en la mañana de este día (14 de noviembre) visitó dicha Logia. El Maestro hizo alusión además a la importancia que tiene para esta diócesis y particularmente para ellos, la publicación de la revista Vitral, expresando su gratitud y añadiendo que esta revista es como una luz en las tinieblas. Expresa su preocupación por nuestra Nación y particularmente en Los Palacios, no tanto en la dimensión económica sino en la dimensión moral pone como causa principal que se ha separado al hombre de Dios.
El Obispo, respondiendo a la preocupación del Maestro de la Logia, expresa su angustia por la difícil realidad que vivimos en nuestra Nación y que este sistema, lejos de acercar al hombre a Dios, lo lleva socialmente a vivir en la impiedad, el fanatismo y la superstición; desgraciadamente estas realidades degradantes son las que pululan y crecen cada vez más en nuestra pobre y sufrida Nación.
De Vitral refiere que es una revista que pretende enseñar a la gente a ser protagonistas de su propia historia, como bien dijera el Santo Padre Juan Pablo II en su visita a Cuba.
El Obispo agradece a todos los presentes por este encuentro, añadiendo que no hay que desanimarse pues no somos los únicos y los que mayores problemas y desgracias tenemos en el mundo; es necesario ser optimistas y vivir en la esperanza.

Sábado 15

Celebramos la Eucaristía en la capilla de las Hermanas MIC; al finalizar la misma se desarrolló un fraterno y ameno diálogo, durante el desayuno.
Comenzamos nuestras visitas en este día; de camino al Entronque de Palacios nos detuvimos en el puente de la autopista para visitar a Emilio, apodado el Cojito, anciano de 80 años, el cual tiene una limitación en sus piernas debido a una enfermedad que padeció en el año 1927, cuando sólo tenía 4 años, hoy vive solo en su ranchito , pero atendido por su sobrina, que además es su vecina. Cuando sale de su casa, una costumbre diaria, lo hace en su carretoncito tirado por un carnero que cuidarlo y tenerlo le cuesta mucho trabajo, pues antes de este que tiene ahora, le han robado dos, ¡qué triste y doloroso para este ancianito que vive en soledad tanto tiempo, tener que soportar que un desalmado le prive del animalito que lo transporta hacia todos los lugares!
Nuestro encuentro con el Cojito no fue en su casa sino en la de unos amigos y familiares, el Obispo le recuerda sus visitas anteriores expresándole la alegría que él siente de poder volver a verle. En esta casa, la cual no pretendimos visitar, encontramos una madre de familia pobre que vive con su hija y nietos, pero que está muy enferma y demente; para sorpresa nuestra y de su familia, la anciana, que solo llama a su hija, pues es lo único que dice, cuando el Obispo le dijo: aquí está el Cura, le tomó la mano y le besó el anillo lo cual fue una gran alegría para todos los allí presentes, además rezó con nosotros el Padre Nuestro y el Ave María.
En el Entronque de Palacios encontramos un grupo de personas de todas las edades, a ellos el Obispo les expresó el por qué de su presencia y recorrido por la zona; finalmente les animó y estimuló a vivir la fe en medio de tantas dificultades en un país donde parece se ha perdido la esperanza y el amor.
En visita a la comunidad El Pitirre, que tiene como Patrona a la Virgen de Lourdes, nos recibieron con una desbordante alegría, el Obispo les dirigió la palabra, refiriéndose a las dificultades que vivimos en todos nuestros ambientes, enfatizando en la fe católica, que tiene dos mil años, aunque hay otras iglesias que dicen ser la única y la primera, sin embargo nacieron hace solo unos años, fundadas por hombres y mujeres que les han puesto sus reglamentos; nuestra Iglesia es una, es católica y es apostólica; finalmente dio lectura en el Evangelio de Juan, al pasaje de las Bodas de Caná, para resaltar la figura y presencia de la Virgen María en la vida de los hombres. Esta comunidad la atiende Jorge, con gran celo apostólico.
Visitamos la comunidad La Carabela que tiene como patrona a Santa Teresita del Niño Jesús. En este lugar hay una linda capilla en la que se da catequesis y se celebra la misa. El Obispo en su diálogo hace referencia a la rica y hermosa vida de Teresita, invitando a la comunidad a ser imitadores de su Santa Patrona.
Visita a la Reconstructora, barrio muy pobre, con un taller de arreglo de guaguas que ya no funciona. Aquí no hay capilla, se reúnen en casa de Joel; este barrio tiene como Patrona a la Virgen de Fátima.

3:15 p.m.

Visitamos la comunidad de Sabanilla que tiene como Patrono a San José. En este lugar tienen la misa el segundo domingo en meses alternos; es de señalar que cuando hay bautizos es un gran número los que vienen a recibirlo. Es el lugar de culto más alto de la diócesis.
Rancho Mundito tiene como patrono al Divino Niño Jesús, hay una catequesis en donde sólo hay niñas, los únicos varones son el catequista, Héctor, y el Patrono; en la capilla en estos momentos el padre Joaquín le permitió vivir temporalmente a un joven inválido, a su mamá y a su hermano, pues su casa está en proceso de terminación, lo cual es para este lugar un buen testimonio
Visitamos la comunidad de Morán, ésta fue fundada por el Padre José Bocktenk, se reúnen en un apartamento donde realizan todas las actividades eclesiales y tienen como patrono a San Juan Bosco, lo hacen el primer y tercer viernes de cada mes y tienen la misa el tercer domingo de cada mes.
Casi al anochecer visitamos la comunidad Santa Teresa que está en la carretera central, se reúnen en casa de Martica, esta comunidad tiene una peculiaridad y es que el 95% de sus miembros son morenos lo cual nos satisface mucho. Viven en una miseria espantosa de orden material y espiritual.

8:30 p.m.

Encuentro del Obispo con los jóvenes, catequistas, Ministros de la Palabra, laicos comprometidos y otras personas que de alguna manera colaboran en las distintas actividades pastorales de la parroquia.
A todos los presentes el Obispo les refiere la Palabra tomando como fundamento para su diálogo los documentos del Concilio Vaticano II acerca del compromiso de los laicos: Lumen Gentium y Apostolicam Actuositatem.
Llamó a todos al apostolado, que no es misión de unos pocos sino de todo hombre de buena voluntad y de todo creyente, pues la fe no se vive desde una dimensión opaca y apagada, sino que hay que hacer brillar a Dios con nuestro testimonio y eso sólo podemos hacerlo desde una fe que tenga como único fundamento a Cristo. Por tanto nuestra colaboración es una colaboración gloriosa.
-¿Por qué no podemos sacar procesiones? Preguntó alguien en el diálogo que se entabló.
-Porque no nos dan permiso, se le respondió.
El padre Joaquín hizo el relato del día en que llegó la Virgen Peregrina, con motivo de la visita del Papa, y hubo problemas con el Secretario del PCC, que vino muy preocupado donde el Padre porque eso no estaba bien que se hiciera.
-¿Cuántos años de cura y de Obispo tiene?
-50 años de Cura y 22 de Obispo.
-¿Cuál fue la reacción de sus padres cuando usted les dijo que quería ser cura?
-Pensarían que era cosa de muchacho... que a lo mejor yo me embullé porque vi al cura vestido con sus ornamentos y con este pensar de mis padres y mi decisión me fui al Seminario; la primera vez que fui al Seminario me llevó un fraile que había en mi pueblo y recuerdo que me llevaba agarrado de la mano porque yo sólo tenía 12 años.
Al finalizar el encuentro compartimos un refrigerio en el acogedor patio de la casa parroquial.

Domingo 16

Celebramos la Eucaristía, donde hubo 19 Confirmaciones. Un gran gentío con la presencia de las comunidades de los barrios y del campo.
Una vez terminada la misa presenciamos una obrita donde un grupo de personas de la comunidad hicieron una representación de los momentos más trascendentales de la vida sacerdotal del Obispo que el próximo año (2004), el 28 de febrero, celebrará sus bodas de oro sacerdotales. Además Rafael y Nemesio, campesinos de las lomas, cantaron para el Obispo y para todos los presentes las décimas “Pero ¡qué bien se vivía!
Así concluyó esta linda y emotiva Visita Pastoral. Se nota que el cura párroco es un celoso e incansable misionero veronés, a quien llamamos Gioaquino.

 

+José Siro González Bacallao,
Obispo de Pinar del Río.
P. Juan Carlos Carballo,
Secretario de la visita.

 

 

Visita Pastoral de Mons. José Siro González Bacallao,
en el Centenario de su Diócesis de Pinar del Río