MEMORIAS INOLVIDABLES DE UNA VISITA PASTORAL

VISITA PASTORAL A LA PARROQUIA DE SAN CRISTÓBAL

Parroquia de San Cristóbal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El párroco, P. Vicente Augusto Restrepo, y su coadjutor, el P. Jorge Edwin, explican a los fieles en la misma invitación que los objetivos de la Visita Pastoral son:
1º - Favorecer el encuentro personal del Obispo con los sacerdotes, sus colaboradores más cercanos, religiosas, laicos y con los fieles todos.
2º - Que el Obispo pueda ver de cerca y valorar la real eficacia de todos los servicios pastorales y los grupos de la parroquia.
3º - Animar las tres dimensiones de la Iglesia: misión profética, misión caritativa y misión cultural.

Miércoles 1: Celebramos con gran gozo y gran número de fieles la fiesta de Sta. Teresita del Niño Jesús, Patrona de Mango Jobo. Con ella abrimos la Visita Pastoral. Qué linda casita tienen ya de templo y qué inmensa alegría la de Nieves que tanto ha luchado y sufrido por su Comunidad.

Jueves 2: Los cuatro sacerdotes: los colombianos de San Cristóbal, el P. Cirilo Castro, recién ordenado y el Obispo rezamos juntos y con devoción los laudes y después de un buen desayuno de Reynaldo tenemos la revisión del archivo que resulta muy complaciente para el Obispo, dado el cuidado en que se encuentran todos los libros.
A las diez de la mañana salimos con alguna hermana de PAS a visitar enfermos por la demarcación urbana de la parroquia. Cuánto dolor y cuánta miseria constatamos. Todo ello llena de profunda pena al Obispo.
Al mediodía almorzamos. Dormimos la habitual siesta eclesiástica y por la tarde visitamos la comunidad de Cinco Pesos, en las lomas, que está remozando su casita-templo dentro de un lindo naranjal. Así mismo visitamos las comunidades del Rosario, Ojo de Agua, Modesto Serrano, un pueblo creado por la Revolución, y el Modelo que no es modelo de nada, pobrecito, pues resultó el resto de una empresa floreciente que fracasó y ahora los vecinos viven sin agua, sin luz y con miserias grandes.
A las 8:30, luego de comer con prisa pues llegamos tarde y no hay baño, nos reunimos en el templo parroquial para la Eucaristía de bienvenida en la que el Sr. Obispo explica la razón y el origen de las Visitas Pastorales. Rezamos a la Virgen Santísima y cada uno a su casa a dormir.
Viernes 3 de octubre, misa con los matrimonios en el templo parroquial, amena y muy compartida.
A las 9.00 a.m.visitamos la comunidad de Chirigota. Hacemos visitas a enfermos y, como es lógico, tenemos en el lindo templo dedicado a San Antonio, un recuerdo especial para el P. Claudio que pasó sus últimos tiempos en este lugarcito.
Después pasamos a Taco-Taco, la tierra de San Martín de Porres, visitamos enfermos y nos reunimos en el lindísimo templo dedicado al humilde lego dominico, a quien el Sr. Obispo le tiene un cariño y amistad especial.
Pasamos a Santa Cruz, también hacemos alguna visita a enfermos. Son muchos; después rezamos el Rosario, que el Obispo explica muy bien, en el amplio y solemne templo edificado por los P.P. franciscanos en los años diez.
Nos vamos a almorzar al pueblo y por la tarde hacemos un recorrido por la lejana comunidad del Mambí, donde hay tanta pobreza y desolación que ni los mismos habitantes saben que son pobres. Se le cae el alma al suelo al Sr. Obispo. Lo mismo ocurre en Santana y en Martí; la comunidad es grande y su templo está en una casa. En su portal nos reunimos y rezamos el Sto. Rosario. El Obispo les habló del Amor de la Virgen Stma. a nosotros y nuestra obligada correspondencia. Les enseña que no se dice “ruega por nosotros (los) pecadores” sino “ruega por nosotros pecadores”.
A las 8.30 p.m. tenemos un encuentro ecuménico que no era lo que el P. Vicente esperaba, pero sí lo que el Obispo se imaginaba. No obstante fue amplio y franco.
Seguidamente disfrutamos de una linda y jacarandosa obra de teatro creada por el infatigable Pepe.
Sábado 4 de octubre: Comenzamos el día rezando laudes de S. Francisco de Asís junto con las religiosas, con las cuales desayunamos.
A las 9 tenemos la visita al cementerio donde celebramos la misa muy devota y familiar, sobre la tumba del padre Claudio. Mucha gente, como el Obispo esperaba; después pasamos a visitar la comunidad que tiene una linda iglesia doméstica y una hermosa y heterogénea comunidad.
Almorzamos, después visitamos el hospital donde el Obispo reparte a diestra y siniestra crucifijitos y medallitas. Por la tarde tenemos amenos e interesantes encuentros con los niños y sus catequistas. Después con el Consejo Parroquial que es muy entusiasta.
Por la noche tenemos otra misa en la comunidad de López Peña, pueblo creado por la Revolución al estilo de Sandino, donde dijeron: “Sr. Obispo, los vecinos de este lugar tenemos nuestro corazón en el Escambray, nuestra gente en Miami y nuestro cuerpo en López Peña”.
Domingo 5 de octubre: Rezamos a las 7 a.m. laudes como es costumbre en las Visitas Pastorales. A las 9 a.m. tenemos la solemne Eucaristía de despedida y de cierre de la Visita. Vienen de las demás comunidades filiales y tenemos un buen grupo de Primeras Comuniones y más de 20 Confirmaciones. Acto seguido hay un lindo espectáculo cultural y un encuentro con las mujeres, después otro muy interesante con los juveniles y jóvenes y concluimos con un apetitoso almuerzo.
Gracias, San Cristóbal, ilustre gigante, Patrono de esta parroquia.

 

+José Siro González Bacallao,
Obispo de Pinar del Río.
P. Cirilo Castro,
Secretario de la visita.

 

 

Visita Pastoral de Mons. José Siro González Bacallao,
en el Centenario de su Diócesis de Pinar del Río