Misiones y Pequeñas Comunidades

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

     
 

Misiones
Esta comisión anima el trabajo de la Iglesia en el anuncio explícito del Evangelio en los campos, pueblos y ciudades, de casa en casa, en los templos, en las casas de oración, en las pequeñas comunidades, en cualquier época del año. Se trata de dar a conocer a Jesucristo y su mensaje a todos los que no le conocen.
Para acompañar a los misioneros, esta comisión brinda espacios de formación e intercambio de experiencias entre las personas que se dedican a la misión, así como organiza misiones propiamente dichas, que complementa la labor misionera habitual que se realiza en las parroquias y pequeñas comunidades.

Pequeñas comunidades
Comunidades Vivas y Dinámicas, como también se le conoce, es la presencia de la Iglesia en los barrios del campo y los pueblos. Funcionan en casa de familia, donde se reunen pequeños grupos de personas de todas las edades alrededor de la Palabra de Dios y la vida sacramental de la Iglesia. En las pequeñas comunidades se organiza la catequesis de niños y adultos, la misión, la oración comunitaria y el compartir de la Palabra. Gracias al desarrollo progresivo de pequeñas comunidades, han podido fundarse nuevas parroquias, como la de San Francisco de Asís en el barrio de El Calero en la ciudad de Pinar, y la de Sandino, en el pueblo del mismo nombre, ambas sin templo.

Objetivo General:
Fortalecer la actividad misionera en la Diócesis de Pinar del Río, para favorecer, desde el encuentro con Jesucristo y la renovación de nuestras comunidades, la extensión del Reino.

Objetivos Específicos:
1.Hacer de la misión el eje central de la vida pastoral en nuestras comunidades, para favorecer que la Iglesia llegue a todos como sacramento de salvación.
Metas:
1.1 Existe una animación creativa y generosa del compromiso misionero de todos los bautizados a partir del principio y la convicción de que “todo bautizado es misionero”
1.2 Se han impregnado de clima misionero las nuevas actividades y la vida toda de nuestras comunidades
1.3 Se motiva a los diferentes equipos que componen los Consejos Parroquiales y Diocesanos a que realicen su labor evangelizadora dentro de la perspectiva de la misión

2.Cultivar la espiritualidad misionera en los miembros de la Iglesia, para hacerla más convincente en el anuncio del Evangelio.
Metas:
2.1 Vivimos nuestro testimonio personal y comunitario como la forma más eficaz de anuncio del Evangelio
2.2 Vivimos el seguimiento de Cristo con auténtica espiritualidad de bautizados
2.3 Se alimenta nuestro deseo de “vivir según el espíritu” en la oración asidua, la meditación de la Sagrada Escritura, la participación de la Eucaristía y en los llamados que el Señor nos hace desde nuestra comunidad

3.Propiciar en los misioneros y en los miembros de las comunidades, la formación misionera, para que cada cristiano sea testigo de Cristo y anuncie en todo lugar la Buena Nueva.
Metas:

3.1 Se han elaborado propuestas formativas misioneras sencillas, que tocan “la cabeza, el corazón y las manos”, esto es, que comprenden tanto el cultivo de conocimientos, como de actitudes y habilidades a nivel básico
3.2) Se han diseñado programas que integran las siguientes dimensiones: antropológica, bíblica, cristológica, eclesiológica, mariológica y misionera

4.Acompañar y dinamizar las Casas-Misión o Nuevas Comunidades para que muchos descubran a Jesús presente en cada barrio, poblado o batey
Metas:

4.1) Se presta particular atención a la familia que acoge al animador de la comunidad.
4.2) Se ha velado y estimulado el crecimiento de las pequeñas comunidades a través del proceso:
Presencia (anuncio inicial)
Pertenencia (inicio de la vida de oración, litúrgica y comunidad)
Participación (Profundización de la catequesis, vida litúrgica y comunitaria)
Promoción (inicio de la pastoral social)
Partida (inicio de la vida misionera)
4.3) Se ha tomado conciencia de que la Parroquia es “comunidad de comunidades”.

5.Hacer llegar el anuncio del Evangelio a todos los ambientes, para que cada persona descubra el Reino de Dios presente en su vida.
Metas:

5.1) Se ha favorecido el conocimiento, el respeto y la estima en su justa medida, de la religiosidad popular y del sincretismo religioso, y se impulsan iniciativas pastorales evangelizadoras, después de realizado un sano discernimiento.
5.2) Se han promovido actividades, lenguajes y proyectos que favorecen el diálogo interreligioso y el ecumenismo.
5.3) Se han motivado a los niños, a los miembros de la Infancia Misionera, a los jóvenes y a las familias para que sean portadores de las energías del Evangelio en sus ambientes.
5.4) Se han robustecido y enriquecido los programas y las iniciativas que anuncian la Buena Noticia del Evangelio en el mundo del dolor.
5.5) Se acompaña a los laicos para que sean sembradores de esperanza en el mundo del deporte, arte, educación , y para que impregnen de valores evangélicos sus ambientes de trabajo, tanto en el medio urbano como el campesino.

 

 
 

Lista completa de obras y comisiones
Fotografías
Regresar