P. Clemente Lombó SJ

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

   
 

 

P. Clemente Lombó

Otro ferviente misionero jesuita en nuestras parroquias y comunidades del campo en la década del 50. Mercedes Hernández perteneciente a Fierro, una de estas comunidades donde celebró dos misiones, nos dejó este testimonio del método misionero del P. Lombó: "En la mañana hacía un recorrido visitando a las familias, volvía a nuestra casa para almorzar. En la tarde se reunía primero con los niños en nuestra casa y después con los mayores en dos encuentros distintos que sabía animar muy bien.
Tenía una forma de expresarse muy popular y comunicativa, clara y sencilla que le permitía llegar fácilmente a la inteligencia y el corazón de todos. Los niños participaban numerosos y también los mayores, eran otros tiempos con respecto a los actuales, la gente acudía con interés.
Comía también en nuestra casa y allí pudimos conocer algo de sus 25 años de misionero en China de donde fue expulsado por los maoístas. Aquella traumática y extraordinaria experiencia lo había vigorizado en la fe y entrega a la causa de la Evangelización.
Lo que más me impresionaba de él era su constancia y convicción de la importancia de su misión, de la imprescindible necesidad de salvar a las almas. Era muy impregnado de fe, muy comunicativo y popular al mismo tiempo. Así que se hacía querer enseguida por la gente".
El P. José Luis Sáez SJ. en su libro "Los Jesuitas en la República Dominicana" informa como el P. Lombó participó en la Congregación Provincial que se celebró en Cuba del 3 al 6 de abril de 1961, la primera y la última que los jesuitas celebraban en la Isla. Participó como miembro con derecho por antigüedad. Reporta también su fecha de nacimiento y de muerte (1885 - 1976) que permiten conocer lo larga que fue su existencia y su tarea misionera.
De 1954 a 1960 el P. Salvador Díaz Montoro, Cura Párroco de Los Palacios publicó mensualmente un boletín parroquial titulado "La Voz de la Parroquia" en cuyas páginas hay varios testimonios escritos por el P. Lombó acerca de misiones que organizó en algunas comunidades del campo de este territorio. Reportamos aquí la relación de una de esas misiones que, pensamos sea un ejemplo de cómo operó en muchas otras comunidades a lo largo del vasto territorio de nuestra Diócesis.
"La Misión en Perico García (pequeño poblado de la Carretera Central) tuvo lugar del día 4 de mayo hasta el 10 de ese mismo mes, del año 1959. En todo parecida a la que se tuvo en el Barrio de Fierro en noviembre último, todavía superó a ésta en el número de Primeras Comuniones. Ambas han sido Misiones fructíferas, pero la presente reseña versa sobre la Misión de Perico García, ya que la de Fierro se narró en esta misma Hoja 'La Voz de la Parroquia' en el mes de diciembre pasado.
¿Cómo se desarrolló la Misión? Los Misioneros invertían la mañana en visitar las familias. Fueron como 80 las casas visitadas. Fue grande el consuelo de los Misioneros al saber que todas las familias eran católicas. Se hacía ver esto porque en todas las paredes lucían bellas imágenes del Sagrado Corazón y de la Santísima Virgen. En algunas casas podían verse devotos altares. Estos altares y santas imágenes forman el más preciado tesoro de la casa. No las cambiarían por ninguna cosa en el mundo.
Quede aquí constancia de la buena impresión que llevan en sus almas los Misioneros por la visita hecha a las casas de Perico García. La acogida que en todas las familias hicieron a los Misioneros los amos de la casa fue siempre cortés, y además acompañada de mucho respeto y alegría, a ver que se les visitaba en nombre de Dios. Se consoló a los enfermos y se animó y esforzó a aquellas personas que lloraban la perdida de un ser querido.
La tarde se dedicó a los niños y a las personas mayores. Desde las 4 de la tarde, todos los días, se tuvo doctrina y catecismo durante 2 horas. El número de niños fue de 60. Atendían con mucho respeto y educación; y como se dedicaban a aprender en sus casas las oraciones de memoria resultó que se pudieron preparar para la Primera Comunión 40 niños y niñas.
Fue un espectáculo encantador la Misa que se celebró en casa del Sr. García, el domingo 10 de mayo, a las 6 de la tarde en la que comulgaron 40 niños y niñas con mucha piedad y devoción, entonando y cantando a nuestra Señora.
Por espacio de 6 días se tuvieron, a las 7 de la tarde, conferencias sobre religión a personas mayores, siendo como 30 los asistentes. La Misión terminó con la bendición Papal que impartió el Misionero en la Misa de las 6 de la tarde." Clemente Lombó SJ. Misionero.
Del P. Lombó dice nuestro Obispo Mons. José Siro: "Lo recuerdo como un sacerdote ya anciano que había gastado sus años juveniles en la lejana China y que venía después a entregar sus cansadas fuerzas pero su indómito espíritu a este estilo de Evangelización de nuestros campos y villorrios. Con él sin embargo terminó también este estilo de evangelización. Murió en la República Dominicana".