La Palma

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

   
 

Está situada en un valle intramontano de la Sierra de Los Órganos. La economía es fundamentalmente agrícola, abundando los cultivos de café malanga, y en menor medida tabaco, viandas, hortalizas, y cría de ganado. La parroquia fue erigida en 1688. El Patrono es Nuestra Señora del Rosario.

 
 
Iglesia de La Palma

Parroquia

Patrona: Nuestra Señora del Rosario
Cura Párroco:P. Marc Michaud Lebel
Dirección: Martí # 59. La Palma. Pinar del Río. CP 22500
Email: pmarcos@obipinar.co.cu
Teléfono: -

Don Pedro López de Sosa edificó en 1569 una ermita de guano en la Sabana de Consolación de la finca La Chorrera. Hasta mediados del siglo XIX, la atención eclesiástica en Consolación del Norte radicaba en esta iglesia que fue erigida parroquia, en concepto de auxiliar de la de Consolación del Sur por el Obispo Compostela en 1688.
En 1848, esta iglesia se trasladó a San Cayetano por orden del Obispo de La Habana Don Francisco Fleix y Solans, como resultado de la involución de la zona y sus escasas perspectivas de desarrollo. No hay que confundir La Chorrera con La Palma; son dos sitios bien diversos y bien distantes el uno del otro.
Esta ermita de La Chorrera, a comienzos del siglo XIX, fue objeto de un asalto de los llamados «Indios feroces de la Vuelta Abajo.» En realidad eran indios Mecos o Chichismecos traídos a Cuba como esclavos desde el Reino de Nueva España. Existen sólo dos casos similares en la Historia de Cuba: uno es el de los seis indios mecos fugados de Casablanca en 1802, y el del Indio Bravo de Camagüey. Pero ningún otro caso tuvo el alcance del de los Indios Feroces de la Vuelta Abajo quienes, aunque eran sólo dos: el Indio Grande y el Indio Chico, acompañados por dos pardos, dos guachinangos, y un negro, llegaron a poner en peligro el fomento agrícola del territorio y llevaron al Gobierno y Ayuntamiento de La Habana, a organizar unas partidas para la captura de los mismos. Fracasado un primer intento, fue el Capitán don José López Gavilán quien logró el propósito el 3 de enero de 1803.
Aquel día, según testimonio de José Ignacio Izquierdo, residente en la Hacienda La Chorrera «habían acabado en su casa con veintitantas reses, dos bestias, siete perros, y un cajón de loza. Botaron la sal y el arroz, se llevaron la ropa y muebles, un caldero, una navaja, catorce mudas de ropa, un sombrero... Quemaron después las hacienda de La Palma y Rangel, y profanaron la iglesia de la Chorrera, de la cual rompieron una puerta, trastornándola, se llevaron el mantel del altar, le quitaron una mano a Nuestra Señora la Pura y Limpia y se llevaron la vasija que servía de Pila Bautismal...»
Después de muchas peripecias en su persecución, precisamente en «La vuelta de la Chorrera» aquel 3 de enero el Capitán José López G. y sus hombres lograron encontrarlos. Los indios y sus pocos compañeros hicieron fiera resistencia pero al final resultaban muertos el Indio Grande, un guachinango y herido uno de los hombres del Capitán López de un flechazo lanzado por el Indio Chico.
«La Iglesia de La Palma, denominada Nuestra Señora del Rosario de Consolación del Norte, no es la misma que ordena trasladar el Obispo Fleix y Solans en 1848. Las causas de su fundación no radican en la desaparición de la Iglesia de la Chorrera, sino en el franco y aceleradísimo proceso de desarrollo que adquiere la zona de La Palma (dentro del partido de Consolación del Norte), al filo de la mitad del siglo XIX, que trae como consecuencia el surgimiento del pueblo de La Palma, ubicado ya como incipiente núcleo urbano en el período de 1848-1852.
Este proceso acelerado alcanza tal magnitud que el primero de enero de 1879, con la creación de los Términos Municipales, La Palma constituye el poblado más importante de la zona y capitaliza el centro gravitacional del territorio, convirtiéndose en cabecera. El empuje, la creatividad, la fe católica y el espíritu emprendedor de estos pobladores, trajeron como una de sus resultantes la construcción del templo de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Consolación del Norte en el mismo lugar que hoy ocupa al centro del pueblo de La Palma.»
La construcción comienzó en el año 1857 cuando ya la Palma era un caserío con «taberna, tienda mixta y viviendas de embarrado y guano» y se terminó en 1860. El Obispo Fleix y Solans la erigió parroquia en 1864, con San Cayetano como auxiliar. Esta iglesia sufrió algún daño, pero no de gravedad, durante la Guerra de Independencia. Sin embargo en 1924 , estaba en muy malas condiciones. Dos años después el entonces Párroco de La Palma, Pbro. Fulgencio Varela y Suárez, animó la reparación del templo, apoyado por el Arzobispo de La Habana y administrador apostólico de Pinar del Río, Mons. Manuel Ruiz.
Dicha iglesia sin fue demolida en 1948 y en el mismo lugar fue construida la iglesia actual, bajo el gobierno del auténtico Dr. Ramón Grau San Martín, natural de este municipio, siendo entonces cura párroco el vasco José Mokoroa y Miranda. Se cometió el error de no respetar la estructura arquitectónica original. Sólo se conservó hasta nuestros días el piso original de mosaicos y algunos bancos de madera preciosa.