Candelaria

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

   
 

Situada en el extremo este de la provincia, en su llanura sur. En el territorio se cultiva la caña de azúcar, el tabaco, así como viandas y hortalizas, en la parte llana. En la parte montañosa, de exhuberante naturaleza, se destaca el centro turístico de Soroa, llamado "El arcoiris de Cuba" por su belleza. También está el pueblo de Las Terrazas, construido a partir de finales de los años 70 del siglo XX, como parte de un programa del Estado para el desarrollo de la región. En el pueblo hay un hotel muy pintoresco.

 
 
Iglesia de Candelaria

Parroquia
Patrona: Nuestra Señora de la Candelaria
Cura Párroco Actual: Mons. Jorge Enrique Serpa Pérez
Dirección:Calle: 38 # 3801. Esq Av 33. Candelaria. Pinar del Río.
CP 22700
Email: -
Teléfono: +53(48) 5 98294

La primera ermita de Candelaria fue construida en 1811. Su reconstrucción en 1826 coincidió con la llegada al lugar del Obispo Espada en visita pastoral. Espada se quedó muy contento con la hermosura de la nueva Iglesia y la piedad de sus feligreses y premió todo eso promoviendo dicha iglesia a la categoría de auxiliar de la parroquia de San Cristóbal. Fue el Obispo Fleix y Solans quien en 1854 la erigió a parroquia.
También esta iglesia fue víctima de varios azotes: el terrible ciclón de 1870 y el terremoto de 1880. La iglesia estaba entonces en fase de reparación y se pudo terminar la obra a finales de aquel año. En 1912 se encargaron de esta parroquia los PP. Franciscanos. Entre ellos el P. Lucas Garteiz impulsó la reparación del templo que los sucesivos párrocos siguieron arreglando y embelleciendo.
Otra importante restauración se efectuó en 1953 (en la puerta principal de entrada está escrita la fecha, 8 de diciembre de 1953) que incluyó la casa del cura y la escuela parroquial. Los frailes franciscanos se fueron en el buque "Covadonga" en 1961, junto con otros sacerdotes expulsados.
En el territorio de Candelaria tienen templo los pueblos de Cayajabos y Las Mangas. La primera iglesia de Cayajabos, que tiene como patrono a San Francisco Javier, fue construida en la hacienda homónima por autorización del Obispo Trespalacios, que respondía así al interés de los vecinos. Una vez terminada, fue promovida a auxiliar de la parroquia de Guanajay.
Este templo fue totalmente reconstruido en 1863 y el Obispo Fleix y Solans lo erigió parroquia de ingreso. En 1895 el Gobierno español lo utilizó como fortaleza y los libertadores, el año siguiente, quemaron el pueblo y la Iglesia. Al terminar la Guerra de Independencia, el templo fue reconstruido.
Se le hicieron varios arreglos sucesivos, notables sobre todo los de 1976 y 1977. Una restauración mayor fue impulsada por el P. Iván a partir de 1999 y se programó su inauguración para diciembre de 2002.
Las Mangas (Guanacaje) por su parte, tiene también su templo cuyo patrono es San Juan Nepomuceno. La primitiva ermita de guano debió ser erigida parroquia por el Obispo Hechavarría Trespalacios. Ya existía como tal en 1789 con el nombre de Mangas de Guanacaje.
En 1855 se reparó la iglesia ya construida en mampostería. En 1857 sus feligreses le añadieron la torre que le faltaba. Posteriormente necesitó otra reparación por los daños causados por un terremoto.
En los años 60 trataron de derrumbarla con bulldozers y los daños fueron relevantes pero en 1978 el P. Iván hizo restaurar los muros y el techo, posteriormente la protegió con una cerca, y la iglesia de Mangas pudo acoger nuevamente a sus fieles.
La parroquia de Candelaria tenía también en Soroa una capilla construida por una monja Ursulina, hija de Francisco Frexes Mercade; comandante en la Guerra de Independencia. Delante de la iglesita, la religiosa hizo levantar también un monumento en memoria de su padre. Iglesia y monumento quedaron inaugurados el 5 de febrero de 1951. En los años 60 fue intervenida, convertida en escuela y nunca se devolvió.
Destino terrible le tocó por otro lado a la Iglesia de Sostenido: "La derrumbaron poniéndole bombas".
Desde 1984 hasta 2006 sirvió como Párroco en Candelaria el queridísimo Padre Yvan Bergeron, canadiense, de la Congregación de los Padres de las Misiones Extranjeras. Este hombre de Dios, misionero incansable ocupó durante años varios cargos diocesanos relacionados con la misión, y fue fundador y director del Instituto Misionero César Balbín.
Luego de la retirada del Padre Yván, la parroquia quedó encargada temporalmente a los misioneros colombianos que radican en San Cristóbal, luego, de junio 2007 a abril de 2009, fue Párroco el Padre Miguel Ángel Blanco, que había sido ordenado en 2002, en nuestra Diócesis.
Al marcharse el P. Miguel Ángel, el Obispo asumió la parroquia ayudado por el P. Hernán Darío Acevedo Agudelo, misionero colombiano, Párroco de San Cristóbal.