Algunas personalidades
que han visitado la Diócesis

   
 

El Obispo Mons. Siro, al acoger el 26 de octubre de 1996 a Mons. Jean Luis Tauran, recordó como el Santo Padre hizo sentir su cercanía a la Iglesia cubana en general y a la pinareña en particular a lo largo de estas últimas décadas mediante la visita de algunos prestigiosos prelados de la Curia Romana. Y el Obispo Tauran replicaba: “Éstas visitas han sido testimonio de la constante preocupación del Sumo Pontífice Juan Pablo II por esta noble y sufrida nación...”
En orden cronológico las principales de estas visitas son las siguientes:

La del Cardenal Agostino Casaroli que visitaba a Cuba en calidad de Secretario para los Asuntos

Card. Agostino Casaroli

Públicos de la Iglesia a mediado de los años 70. Su visita marcó una mejora en las relaciones entre Estado e Iglesia en Cuba. En aquella ocasión Mons. Casaroli visitó también Pinar del Río.
Otra visita importante fue la del
Cardenal Bernardín Gantín en 1978. En su visita a Pinar del Río este cardenal natural de Africa concelebró con Mons. Rozas que lamentablemente durante esa ceremonia tuvo el accidente que terminó por afectar seriamente su salud.
El Cardenal Eduardo Pironio visitó Cuba y nuestra Diócesis durante el ENEC en 1986.
Otra visita muy significativa fue el 26 de octubre de 1996, la de Mons. Tauran, Secretario para las relaciones con los Estados de la Santa Sede que complementaba una invitación oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Además de La Habana, Mons. Tauran visitaba también Pinar del Río.
A quien le preguntaba por qué visitaba esta Diócesis, respondía que además de ser invitado por nuestro Obispo y el Nuncio Beniamino Stella, era por ser Pinar del Río “una Diócesis muy interesante que tiene mucha actividad en el campo social y para animar a todos los católicos pinareños a continuar en esa labor de Iglesia muy encarnada en la realidad cubana.”

Mons. Jean Luis Tauran, secretario del
Pontificio Consejo para la relación con los
Estados visita Pinar del Río y preside
una misa en la Catedral de Pinar del Río
el 26 de octubre de 1996.


Definía en fin su visita como un “signo de la paternal solicitud del Papa por los que viven, trabajan y esperan en comunión con toda la Iglesia Cubana.” Hacía presente y subrayaba cómo lo que la Iglesia Católica está llamada a testimoniar y sembrar en el corazón de los cubanos es la Esperanza y lo que la Iglesia pide son espacios sociales para poder servir más eficazmente al hombre. (55Y)
Mons. Siro considera un deber dedicar un recuerdo especial a “todos los Nuncios Apostólicos que nos han visitado en todo este tiempo y de manera particular al último que se fue: Mons. Beniamino Stella que nos demostró su afecto con su generosidad y su delicadeza.”
VITRAL, a comienzos de 1999, despedía al Nuncio Beniamino Stella con una colección de sus principales discursos y homilías pronunciados en Cuba durante sus 6 años de servicio en la Isla. Recordaba como con el servicio de este perseverante prelado nacido en Pieve di Soligo, Diócesis de Treviso (Italia) en 1942, Cuba y su Iglesia se habían visto profundamente enaltecidas, pues Mons. Beniamino Stella había sido el “Nuncio de la visita del Papa, del segundo Cardenal Cubano, de la colegialidad entre los Obispos, de las nuevas Diócesis, de las publicaciones católicas, de la Comisión Justicia y Paz, del corazón entrañable, de la sencillez y la audacia, del ahínco sereno e incansable, de la fecundidad y la credibilidad de la cruz, de la entrega sin par a esta pequeña Iglesia, de la restauración de la Navidad, de la mejoría de las relaciones entre Iglesia y Estado, en fin: el nuncio de la Esperanza.” (55 CH).

Card. Bernardin Gantín


Entre las demás visitas nos parecen dignas de mención las siguientes:
La visita del Mons. Pedro Casaldáliga, Obispo de Sao Felix de Matto Grosso, corazón de la Amazonia brasileña. VITRAL reportaba su conferencia dictada en la casa de las Hijas de la Caridad titulándola; “Declaración de Amor a la Revolución total de Cuba.”
Así se presentaba Mons. Casaldáliga: “Yo, Obispo a la izquierda, poeta de camino, venido de otros mundos pero injertado en la Patria Grande que es Nuestra América.” Y decía en otro momento: “La buena Revolución que soñamos y que uno quiere para esta Cuba amada y para Nuestra América y para el mundo, es la Revolución de las almas...” (55 CH).
El 29 de enero del 2000, en ocasión del VII aniversario de la creación del Centro de formación Cívica y Religiosa de la Diócesis nos visitó el Dr. Joaquín Ruiz-Giménez quien en España revistió muchos cargos relevantes durante su larga vida, nació el 2 de agosto de 1913. Entre sus servicios están el de embajador de España ante la Santa Sede en 1948, Perito del Concilio Vaticano II en 1962, Presidente del Partido Izquierda Democrática Cristiana en 1969 y era en aquel momento, Presidente del Comité Español UNICEF desde 1988.
En el Centro de Formación Cívica Religiosa el Dr. Ruiz-Jiménez dictaba una conferencia magistral muy participada sobre el tema. “La libertad responsable: un aporte a la sociedad” afirmando que “La fe no es un pasaporte para andar tranquilo por la vida...” (55 H)

Mons. José Siro saluda al Sr. Jame Carter,
ex presidente de los Estados Unidos,
de visita en Cuba el 16 de mayo de 2002.

En mayo de 2000 visitaba Pinar del Río el Senador de la República de Polonia, Sr. Z. Romachevski, acompañado de un grupo de personas que colaboran con él en su intenso trabajo de promoción cultural en Polonia. El Senador dictaba una conferencia sobre la Democracia y la Participación Ciudadana, en la sesión abierta del III Seminario Anual del Grupo de Economistas del CFCR, y días después se inauguraba una exposición de tres días de carteles polacos, con la presencia también del Sr. Embajador y el Consejero polacos. Los carteles son una manifestación cultural, que en el país europeo tiene gran desarrollo, y a través de esta se puede conocer de los gozos y sufrimientos de ese pueblo, de profunda tradición católica, en el último siglo.
En ocasión de su reciente visita a Cuba, el jueves 16 de mayo de 2002, el Sr. James Carter, ex-presidente de los Estados Unidos se entrevistó en la sede de la Conferencia de los Obispos Católicos de Cuba en La Habana con cinco de ellos, entre los cuales nuestro Obispo Mons. Siro. En la mañana de ese mismo día el Sr. Carter y su delegación recibieron en el Hotel Moka, en Pinar del Río, al Ing. Dagoberto Valdés, director del Centro de Formación Cívica y Religiosa y de la Revista “Vitral”.

Ricardo Arias Calderón y su esposa
Teresita Yániz, durante un intercambio
con animadores del Centro de Formación
Cívica y Religiosa el 25 de enero de 2003.

Han sido también visitantes ilustres a nuestra Diócesis el Dr. Ricardo Árias Calderón, ex -vicepresidente de Panamá y ex – presidente de la Internacional de los Partidos Demócrata-Cristianos, acompañado de y su esposa, la Sra. Teresita Yániz, cubana de nacimiento, quienes han participado como conferencistas, brindando su testimonio de matrimonio cristiano comprometido en la edificación del Reino a través del compromiso político, en dos seminarios anuales del Centro de Formación Cívica y Religiosa, primero en enero del año 2001, y recientemente en enero de 2003, en ocasión de celebrarse el décimo aniversario de dicho Centro.
En la última década, fundamentalmente a partir de la preparación de la visita del Papa, muchos han sido los visitantes a la Diócesis y al Obispado. Entre ellos hay obispos, sacerdotes y religiosos, periodistas, embajadores y personal del cuerpo diplomático, autoridades civiles y académicas de Cuba y varias partes del mundo que se han omitido aquí por obvias razones de espacio. Las puertas de esta Iglesia Diocesana han estado abiertas a cuantas personas de buena voluntad quieran compartir las penas y alegrías, esperanzas y angustias de este pueblo.