A Cien años de las Revoluciones Rusas

Julio Pernús

Página principal
 


     

En una ocasión Mons. Willy, obispo de Camagüey, me dijo que: “la unidad de medida para la Iglesia eran 100 años”; partiendo de esta premisa quizás podamos analizar con profundidad un acontecimiento que cambió el curso de la historia… las revoluciones rusas que acaban de cumplir sus 100 años. Pongo el título en plural porque no podemos hablar solo de una Revolución, aunque por espacio profundizaremos en la más estudiada. Pero, si revisamos con detenimiento, podemos percatarnos que fue una época de revoluciones. Es necesario subrayar que varios historiadores han escrito importantes documentos, donde se aprecia la gran influencia que tuvo todo este proceso ruso dentro de la Revolución cubana. Aunque un factor a tener en cuenta es que hay una significativa cantidad de años entre estos dos acontecimientos.
En su momento se tomó como fecha histórica del triunfo bolchevique el 24 y 25 de octubre de 1917. Hoy, con el nuevo calendario, se han corrido los días y se conmemora del 7 al 8 de noviembre. Para abordar con propiedad el asunto sería bueno remitirnos al contexto ruso de aquellos años. La Revolución Rusa resolvía una crisis profunda que azotaba todo el país; producto de la guerra, la ruina, el hambre, etc… Queremos reconocer que… “los acontecimientos previos al triunfo de los Bolcheviques fueron poco divulgados o falsificados; sobre todo por interés de la facción de Stalin y ese deseo, se mezcló con la propaganda capitalista” .
Con respecto al carácter de aquella Revolución que triunfó en el espacio geopolítico europeo destacados investigadores han señalado que, entre sus principales características, destaca su carácter dual. Al analizar desde la historiografía lo sucedido en 1917, podemos destacar que fueron pocos los analistas con la capacidad de imaginar este trascendental hecho histórico convirtiéndose en el mayor impulsor del socialismo mundial.
Es irrefutable que aquella Revolución llegó y absorbió a la población rusa y al resto del mundo, incluyendo Cuba, donde la gente que no sabía muy bien qué andaba sucediendo y, poco a poco, se fueron incorporando al movimiento obrero-socialista. Recordemos que Lenin expresó en una ocasión que sentía una gran admiración por Cuba.
En los últimos tiempos ha aparecido una gran cantidad de publicaciones en torno a la vigencia de la Revolución Rusa a la que importantes académicos le han cargado varios de los males de mayor relevancia de nuestra sociedad. “En disimiles ensayos publicados resalta la gran cantidad de intelectuales dentro del partido bolchevique. Muchos de sus dirigentes tenían obras serias escritas sobre: economía, historia, sociología, entre otras materias, sobre todo humanísticas” . Esto es bueno aclararlo porque en ocasiones solo conocemos las ideas de León Trotski, Iósif Stalin o Vladímir Ilich Uliánov (Lenin), en realidad alrededor de este movimiento izquierdista había varios hombres de gran capacidad intelectual como Fritz Wolffheim, Karl Otto Paetel, Ernst Jünge, por solo citar algunos nombres, para incentivar a la relectura de sus obras. Ahora es válido aclarar que también muchos de estos autores radicalizaron su pensamiento y terminaron siendo seguidores del neo-nazismo.
Eric Hobsbawm, prestigioso historiador inglés, escribió que el siglo XIX era un siglo corto de 1917 a 1991 el tiempo que duró el régimen soviético. Entre los problemas que hicieron fenecer la Revolución Rusa sobresalen la Guerra Civil, en su momento Rusia fue atacada por 19 estados. Otro conflicto importante fueron las pugnas entre las facciones motivadas por conflictos personales. La incapacidad de poder dialogar entre amigos y el enfrentamiento con el capitalismo. Había muchos problemas derivados del régimen zarista por lo que el nuevo gobierno heredó una economía deformada y una superpoblación con un gran atraso tecnológico sobre todo en la agricultura.
Otro problema que desangró a la Revolución de Octubre fue la lucha por el poder presidencial. Todo proceso político de alta envergadura necesita un faro y con la siempre polémica muerte de Lenin, se pierde al intelectual con la capacidad suficiente para sentar las bases de todo el proceso. Stalin, según documentos oficiales, no tenía la aprobación de su predecesor, sobre todo por su personalidad. “De hecho un punto negro a destacar dentro de las facciones estalinistas ha sido su intención tangible de manipular la historia” . En el atractivo enlace con Cuba podemos decir que la Revolución de los años 30 en Cuba tomó mucho del ejemplo ruso.
Dentro de mi análisis quisiera resaltar que todo el primer período revolucionario fue profundamente anti-clerical. Es oportuno recordar que Lenin y León Trotski promovieron el ateísmo basado en el materialismo. En documentos desclasificados hace poco tiempo se pudo conocer que Trotski habló de implantar el terror sobre la Iglesia, pero Lenin le dijo que no, porque al campesino ruso no se le podía separar de su religión. Luego con Stalin hubo una mayor «flexibilidad» con respecto al tema, sobre todo porque él mismo había sido seminarista ortodoxo. “La religión es un elemento sumamente influyente dentro del escenario ruso que posee una población casi en su totalidad ortodoxa. Por eso intentar imponer el ateísmo ha sido fuente de grandes conflictos internos, con consecuencias mortíferas sobre todo reflejado en las personas de mayor humildad” .
A los 100 años de las revoluciones rusas seguimos debatiendo sobre un hecho histórico que aún no dominamos con profundidad. Lo cierto es que mientras mejor conozcamos las revoluciones rusas, también comprenderemos de forma más integral la Revolución cubana.

Bibliografía
http://www.historiacultural.com/2010/11/revolucion-rusa-1917.html
https://sobrehistoria.com/revolucion-rusa/
https://www.clarin.com/sociedad/100-anos-revolucion-rusa
http://vientosur.info/spip.php?article

1 Rojas, Fernando: Viceministro de Cultura e Historiador. Nota del autor en el debate realizado en el Centro Fresa y Chocolate sobre la vigencia de la Revolución Socialista de Octubre; jueves 26 de octubre del 2017.
2 Hernández, Rafael: Politólogo cubano y director de la revista Temas. Nota del autor en el debate realizado en el Centro Fresa y Chocolate sobre la vigencia de la Revolución Socialista de Octubre; jueves 26 de octubre del 2017.
3 Rojas, Angelina: Historiadora cubana con varios libros publicados. Nota del autor en el debate realizado en el Centro Fresa y Chocolate sobre la vigencia de la Revolución Socialista de Octubre; jueves 26 de octubre del 2017.
4 Karimov, Mart: Primer secretario de la Embajada Rusa en Cuba. Nota del autor en el debate realizado en el Centro Fresa y Chocolate sobre la vigencia de la Revolución Socialista de Octubre; jueves 26 de octubre del 2017.

Reflexiones. Revista Vitral No. 128, Año XXIV, Octubre- Diciembre de 2017

2018-02-19

Otros artículos...