¡¡¡Sí a la vida!!!

Dariel Bencomo e Irma María Ramírez

Página principal
 


     

«Hasta su vejez yo seré el mismo,
y los apoyaré hasta que
sus cabellos se pongan blancos.
He cargado con ustedes, y seguiré haciéndolo,
los sostendré y los libertaré.»
Isaías 46.4

“Abuelos, ¡qué vivan los abuelos!, sí, sí”. Muchos —en la década de los 80—tarareamos, e incluso bailamos, al compás de este estribillo, de uno de los más populares temas musicales de la emblemática orquesta cubana Los Van Van. Se trataba de un songo que reivindicaba el derecho del Adulto Mayor a su realización social plena y feliz (1).
En algunos casos el obstáculo principal que impide alcanzarla, está en que se adopta una actitud negativa ante la existencia misma. Sin embargo, en otros, se encuentra en la discriminación de que es objeto al considerársele —erróneamente— como inoperante o incapaz, enfermo o simplemente viejo, que no puede cumplir las tareas más básicas.
Ambas posturas —presentes en nuestro contexto— se aferran a una muy negativa y dañina filosofía de la vida. La condición básica, indispensable, para funcionar y mantenerse en forma óptima —a cualquier edad— consiste en asumir la existencia con deseo y optimismo. Ahí radica la esencia de lo que se ha dado en llamar “longevidad activa y satisfactoria”.
Para que se produzca se necesita un envejecimiento saludable, estilos de vida satisfactorios, mantenimiento de las reservas funcionales, prevención de enfermedades y discapacidades, una sociedad más amigable con las personas de edad, cuidados a largo plazo, y un equipo multidisciplinario de atención gerontológica (2).
En tal sentido, Cuba exhibe avances que evidencian en una esperanza de vida de 78,97 años, 76 para los hombres y 80 para las mujeres. Se destaca —además— el hecho de que la esperanza de vida de las personas que llegan a los 60 años, es de 22 más y la de las que llegan a los 80 años, de unos 8.8 más”, según Alberto Fernández Seco, Jefe del Departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Ministerio de Salud Pública (3).
El más reciente Censo de Población y Viviendas, en Cuba, confirmó el muy complejo escenario demográfico de nuestro país. Hoy, es uno de los más envejecidos de América Latina, y se prevé que hacia el 2050 se convierta en uno de los más envejecidos del planeta. Ello constituye un reto para la sociedad en su conjunto, y la Iglesia Católica —como parte de esta— en particular.
Razón suficiente para que el Grupo de Cáritas en Pinar del Río, conjuntamente con la Pastoral de la Salud, sugieran este espacio que ahora se presenta en la revista Vitral. Lo dedicaremos a temas diversos relacionados con el Adulto Mayor. Decidimos nombrarlo “¡¡¡SÍ…a la VIDA!!!” teniendo en cuenta que solo con esa actitud afirmativa nuestra existencia es plena y feliz.
Aquí pretendemos contar historias de vida, aconsejar, reflexionar y —¿por qué no?— también dar una ojeada crítica a la realidad que nos circunda. Serviremos como plataforma de expresión a voces heterogéneas, desde el más humilde y común de los ciudadanos hasta renombrados especialistas y expertos en el tema.
Según estadísticas oficiales un 18,3 % de la población cubana es mayor de 60 años (4). De ahí que el objetivo de este segmento sea concientizar a toda la sociedad con el fenómeno del envejecimiento poblacional. Urge modificar actitudes no solo en el Adulto Mayor, sino —además— en su familia y la comunidad donde vive.
Abordaremos en estas páginas temáticas relacionadas con la alimentación, la cultura, el ejercicio físico, el medio ambiente, la salud, la motivación, la independencia, la vida en pareja, la atención y el cuidado, la integración social, entre otras, ¡Ojalá contribuyamos con el empeño común de garantizar a nuestros mayores un envejecimiento placentero!.
Por ahora le dejamos —para que reflexione—esta frase célebre del jurista, político, filósofo, escritor, y orador romano Marco Tulio Cicerón (106 A.C. - 43 A. C.): “Nadie envejece sólo por vivir un número de años; la gente envejece al abandonar sus ideales; los años arrugan el rostro pero perder el entusiasmo arruga el alma” (5).



1- “¡Qué vivan los abuelos!”, de la autoría de Juan Formell, sirvió de tema en 1988 al serial televisivo Los abuelos se rebelan, con guión de Hernández Savio y dirección de Maritza Rodríguez. Sus personajes protagónicos los interpretaron María de los Ángeles Santana y Armando Soler.
2- http://www.ecured.cu/index.php/Longevidad_satisfactoria
3- http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/11/14/censo-de-poblacion-2012-cuba-uno-de-los-paises-mas-envejecidos-del-mundo/#.U3kBK3YSRkg
4- http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/11/14/censo-de-poblacion-2012-cuba-uno-de-los-paises-mas-envejecidos-del-mundo/#.U3kBK3YSRkg
5- http://www.pensamientos.org/pensamientosvejez.htm

Educación Cívica. Revista Vitral Nº. 126. Año XXIII. Abril- Junio de 2017

2017-09-01

Otros artículos...