La Hora del Recuento

P. Juan Carlos Carballo

Página principal
 


     

Terminaron los juegos olímpicos celebrados en Beijin del ocho al veinte y cuatro de Agosto, unos juegos que al decir del Presidente del Comité Olímpico Internacional en la ceremonia de clausura fueron unos juegos excepcionales.
Las ceremonias de inauguración y de clausura fueron majestuosas, la calidad de las instalaciones deportivas excepcionales, pero sobre todo lo que lo hicieron unos juegos para la historia fue la calidad deportiva de los participantes. Nunca antes en una cita estival se habían producido tantos records olímpicos y mundiales.
Michael Phelps.

Dentro de las hazañas deportivas de Beijin, se destacan dos sobremaneras. La primera la lograda por la bala de Baltimore, el nadador norteamericano Michael Phelps, quien logró ocho medallas de oro en natación, con siete marcas mundiales y la otra la del jamaicano Usain Bolt quien se coronó campeón olímpico en 100y 200 metros planos en atletismo, así como en el relevo 4x100, en todos los casos con records mundiales. Estos dos atletas han escrito sus nombres con letras doradas en la historia del olimpismo.
Por países, China encabezó el medallero de títulos con un total de 51, destronando a Estados Unidos quien alcanzó un total de 36, la misma cantidad que habían obtenido en Atenas 2004. Es de destacar la actuación de Gran Bretaña quien ocupó la cuarta posición por países lo que constituye un presagio para los juegos del 2016 donde ellos serán sedes. Rusía y Alemania se mantuvieron en la vanguardia, el primero obteniendo el tercer lugar por naciones y los germanos obtuvieron la quinta posición. Otros países destacados fueron Corea del Sur y Japón.
Usain Bolt.

En los deportes colectivos hubo un dominio casi en su totalidad por parte de la delegación norteamericana. Los deportistas que representan a la bandera de las barras y las estrellas, estuvieron en la final en las dos ramas del baloncesto, del voleibol de sala y de playa y del polo acuático. Además de estar presente en las finales olímpicas del fútbol y del sofbol femenino. Se coronaron campeones olímpicos en baloncesto masculino y femenino, en voleibol masculino en sala y en ambos sexos en el voli de playa y en el fútbol femenino.
También fue sorprendente la actuación de Gran Bretaña en el ciclismo donde obtuvieron el 80 por ciento de los títulos, así como la actuación casi perfecta de jamaica en las competencias de velocidad en el atletismo donde únicamente no pudieron ganar el oro en el relevo 4x 100 femenino al ser descalificada la cuarteta caribeña.
China arrasó en la gimnástica y en el clavado, con actuaciones sobresalientes en ambos casos aunque en ocasiones considero los favoreció el arbitraje por su condición de país sede.
Los triunfos de los equipos de fútbol de Argentina y de voleibol femenino de Brasil fueron motivos de regocijo para todos los latinoamericanos, en el caso de los argentinos por su tradición en ese deporte y porque supieron retener el título conquistado en los juegos olímpicos de Atenas. En el caso de las chicas brasileñas, por fin pudieron tocar la gloria que por su calidad le correspondía y que le había sido esquiva, no hay dudas hoy por hoy son el mejor equipo de voleibol del mundo.
Cuba ocupó en esta ocasión el lugar 28 en el medallero general, al poder obtener solamente dos medallas de oro, la de lucha grecorromana obtenida por el pinareño Mijaín López y la de Dayron Robles en los 110 metros con vallas, donde sigue demostrando que es la primera figura a nivel mundial. Hacía treinta y seis años que no se obtenían tan poca cantidad de títulos. En el año 1972 en las olimpiadas de Munich, Cuba obtuvo tres medallas de oro.
Dayron Robles.

Muchos se han sorprendido por tan discreta actuación, sin embargo, si somos sinceros la decadencia en el deporte cubano, se veía venir desde hace algún tiempo, en los últimos juegos centroamericanos, Cuba pudo superar a México en la penúltima jornada competitiva y en los panamericanos de Río de Janeiro hasta las últimas horas estuvo luchando contra el gigante sudamericano por la segunda plaza que al final se pudo obtener.
El béisbol cubano no ha podido ganar desde el año 2004 ninguna de las competencias más importantes de cada año. En el 2005 se perdió contra Estados Unidos en el preolímpico de la Habana, en el clásico mundial se cayó en la final ante Japón. Estados Unidos nos volvió a ganar discutiendo el título de la Copa Mundial en Taipei de China y ahora fuimos víctimas de Corea del Sur.
Yosvany Peraza.

Es hora de una renovación en la selección nacional, donde se les de la oportunidad que merecen los jugadores nuevos que por rendimiento años tras años se han ganado el puesto, y estoy hablando de los Bell, Olivera, Peraza, Despaigne, Mújica y otros más. También creo que hay peloteros que ya han visto pasar sus mejores años, y que al nivel que se juega hoy el béisbol a nivel internacional (Doble A o Triple A), no tienen nada que hacer, me refiero específicamente a los casos de Paret, Pestano, Palma y Odelín. No le tengamos miedo a los jóvenes sino fíjense en los casos de Bell, Despaigne y Olivera en estos juegos olímpicos, además por la simple razón que para todo en la vida hay una primera vez.
En el caso de las voleibolistas creo que obtuvieron un lugar de acuerdo a su calidad mundial, quienes pensaron que podían titularse fueron muy apasionados y pocos objetivos, a lo mejor las chicas se lo creyeron y eso en lugar de favorecerlas las perjudicó más y fueron aplastadas en sus dos últimas salidas a la cancha.
El boxeo tuvo necesidad de renovarse, solamente dos o tres boxeadores de los que acudieron a China estaban en los planes de este cuatrienio, los demás tuvieron que ser incluidos por la decisión de abandonar el país de varios púgiles de la selección nacional. No obstante se esperaba algún título que nunca llegó.
El atletismo se comportó aceptablemente, además del título de Dayron, se proclamaron subcampeonas olímpicas la martillista Yipsi Moreno y la joven discobola pinareña Yarelis Barrios, así como los bronces de Leonel Suárez en el decatlón y de Camejo en el salto largo, en ambos casos figuras jóvenes de mucho futuro. Yargelis Savigne no pudo obtener medallas en su especialidad el triple salto, donde hubo una excelente calidad y fue decepcionante en el salto largo, competencia en la cuál no debió ser incluida.
Mijail López

En cuanto al judo, Cuba se mantiene entre los primeros países del mundo, la actuación aunque no se obtuvo ningún título fue buena, con varias medallas y con un gran futuro ya que la selección cuenta con un gran número de atletas jóvenes. A lo mejor otros deportes deberían aprender de la renovación que los directivos del judo en Cuba son capaces de hacer.
Del resto de los deportes merece destaque la actuación de Eyglis Cruz en la competencia de tiro deportivo donde obtuvo una valiosa medalla de bronce, la muchacha demostró que está en la elite y que es de competencia. El remo, la canoa, el clavado y la lucha libre tuvieron actuaciones para el olvido.
La actuación en Beijin, habla por las claras que se necesita una revisión profunda en el deporte cubano, pero un análisis serio y honesto, donde no existan justificaciones y sí valor para emprender nuevos estilos.
Se debe partir de la verdad, Cuba ocupó el lugar veinte y ocho y no el duodécimo por el total de medallas obtenidas como he escuchado, decir eso es oportunismo y deshonestidad, porque entonces Cuba no fuera ni campeón centroamericano ni subcampeón panamericano ya que en ambos casos nos superaron por cantidad de medallas, México y Brasil, además de que fuera Estados Unidos el campeón olímpico ya que obtuvo mayor cantidad de medallas que China, y yo no he escuchado decir eso a los que defienden esa tesis que coloca a Cuba en el lugar doce del medallero olímpico.
Creo que se deben revisar los criterios de selección, que deben ser el rendimiento del atleta y la concepción de equipo. Nunca debería ser la provincia que representan, ni la empatía o amistad con los directivos de equipos, ni el pensamiento político del deportista, eso genera injusticia y malestar.
Es hora de que los atletas cubanos en deporte como el béisbol, el fútbol, el baloncesto y el voleibol se inserten en las ligas internacionales, de acuerdo con la calidad de cada atleta, de no hacerlo Cuba estará en desventaja con el resto de los países, ya que sus deportistas se foguean en el máximo nivel mundial y los nuestros seguirán al margen de dichas competencias que son las que marcan el ritmo del desarrollo deportivo competitivo.
Hace unos meses escribí que la cita de Beijin iba a ser dura y difícil, la historia lo demostró.

Deportes. Revista Vitral no. 87. Septiembre - Octubre de 2008.

2008-11-05

Otros artículos...

 

Mijail López

Yosvany Peraza

Michael Phelps

Dayron Robles

Usaint Bolt