Noticias

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

 
 Nacimiento y fiesta de la luz en la Parroquia de Consolación del Sur
      Sergio Lázaro Cabarrouy    

   Se inaugura antes de Navidad y está expuesto hasta el 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor y día de la Candelaria, en sintonía con la Iglesia Oriental. El retablo se cubre completamente de papel imitando rocas y estalactitas, que forman una gruta donde hay ángeles, pastores, camellos, y cercano el 2 de febrero, la Virgen, majestuosa y cercana. Un suave torrente de agua cae permanentemente desde 4 metros de altura sobre un lago artificial que cubre todo el presbiterio con peces y plantas, en el centro, la isla de Cuba rodeada por una guirnalda de bombillos blancos parpadeantes, y en ella, Jesús, María y José. Centenares de personas entran a la Iglesia en esos días para ver el gran Nacimiento, ocasión que aprovechan algunos para preguntar, y los celadores, para responder e invitar. Desde hace varios años el Padre Vicente Cabrera y la Comunidad Católica de Consolación regalan a su pueblo esta obra de arte donde se mezclan la creatividad criolla y un profundo sentido contemplativo del Misterio de la Encarnación.
Quien mira el Nacimiento no puede dejar de preguntarse ¿cómo lo hicieron?, es difícil de imaginar que algo así pueda hacerse en las circunstancias actuales, sin embargo la obra está allí, como un monumento a la voluntad de trabajar, la capacidad de hacerlo en equipo, y la tremenda creatividad que caracteriza a los cubanos: un laico de la comunidad presta la madera, que normalmente tiene usos agrícolas, entre varias personas buscan el papel, otros la pintura, otros las piezas y útiles de plomería, la parroquia pone imágenes, y varias personas de la comunidad contribuyen con las suyas, con adornos o con otros elementos, que pueden ir desde un gallo fino disecado hasta un grupo de peces ornamentales. Todos los años es tremendo, pero este 2 de febrero era especialmente llamativo, sencillo y a la vez imponente. Para la misa de la Virgen de la Candelaria, Patrona de Consolación, se preparó un presbiterio en la escalinata, y el altar se colocó delante en una plataforma construida para la ocasión.
La misa comenzó con la representación de la Presentación por cuatro laicos de la comunidad que representaron a María, José, Simeón y Ana, y un bebé que representó al Niño Jesús. En el momento del Ofertorio un coro de niños de la catequesis cantó a la Virgen y a Consolación, y las luces del templo se apagaron para que un grupo de jóvenes entrara con antorchas, de esas que parecen fuegos artificiales, en saludo a la Virgen.
En la homilía el Obispo utilizó como ejemplo la representación teatral del inicio de la misa para decir que los misioneros de hoy tenemos que presentar a Cristo a los demás como hizo Simeón, habló también de la necesidad que las comunidades se consolidaran con un trabajo sistemático, de manera que la gente encontrara en ellas una propuesta distinta, una Palabra que les aliente y les ayude a seguir adelante, en medio de una situación de cansancio por las muchas dificultades que hay para vivir y de hastío de tantas palabras huecas que prometen y no cumplen. Nuestra propuesta debe ayudar a las personas a tomar la vida en sus manos e ir adelante, dijo. Habló también de la necesidad de trabajar serenamente en la Evangelización, que no significa pasividad, sino ardor, pero con perseverancia, haciendo sólo lo posible, pero sin cansancio.
Los cantos de la misa fueron animados por el coro parroquial que constituye una tradición de muchos años en la parroquia, integrado por personas de todas las edades, acompañado por guitarras y piano electrónico que reproduce varios instrumentos.
Vinieron personas de la mayoría de las pequeñas comunidades del campo y los poblados que comprende el territorio parroquial, vino también una guagua con personas de la parroquia de Los Palacios.
Al finalizar la Eucaristía le Padre Vicente agradeció a los participantes su presencia, y a la comunidad por todo el trabajo realizado para preparar la Fiesta, especialmente por la misión y por el Nacimiento, agradeció a Dios por la gracia de la fe y la vida en comunidad, y al Obispo, por venir a confirmar esa fe.
En el camino de regreso me sentía renovado, con fuerzas para continuar la dura cotidianidad, con ganas de seguir anunciando a Cristo, como quien sale de un baño de luz.
Sergio Lázaro Cabarrouy 3 de febrero de 2009.
  

2009-02-04 

 







 Encuentro de Ministros de la Palabra
      Sergio Lázaro Cabarrouy    

   Los Ministros de la Palabra es un ministerio fundado en Pinar del Río hace 25 años para brindar atención pastoral a los templos y capillas sin sacerdotes mediante la celebración de la palabra y la educación en la fe. Hoy siguen realizando su ministerio centrado principalmente en las pequeñas comunidades disceminadas por los barrios de los pueblos y los campos de la Diócesis.
El pasado 26 de enero los ministros de la palabra realizaron un encuentro diocesano de formación y proyección pastoral en el que se tocaron temas clave para la obra que realizan. En este encuentro recibieron el Marco Teológico para la celebración de los 400 años de hallazgo y precencia de la Virgen de la Caridad entre nosostros, recibieron también las fichas de formación para celebraciones comunitarias, elaboradas para este fin e intercambiaron ideas y experiencias sobre su aplicación.
  

2009-01-27 

 







 Cáritas en Pinar del Río entrega ayuda a damnificados
      Cáritas en Pinar del Río    

   Cáritas en Pinar del Río entrega de forma sistemática la ayuda recibida para damnificados por los huracanes Gustav e Ike. Una parte, la menor, constituyen medicinas y material médico que se utiliza en hospitales y otras instituciones especializadas, lugares a los que se ha llevado dicho material.
La mayor parte, conformada por alimentos y artículos de aseo, se ha entregado en diferentes pueblos y zonas del campo, a los afectados. Para ello, animadores de Cáritas y colaboradores voluntarios empaquetan bolsas en los que incluyen un poco de cada uno de los productos recibidos, de modo que cada paquete contiene algo de granos, conservas, material higiénico, etc.
Las bolsas se cargan en un camión y se va a una localidad determinada, cuando se llega ahí se va casa por casa de los damnificados, dejando en cada una, una bolsa. Así se va por todo el pueblo o caserío hasta que se agote lo que se lleva. En este trabajo participan los animadores de las comunidades cristianas junto a los de Cáritas diocesana, ayudados por delegados de circunscripción y trabajadores sociales.
En los 7 municipios afectados se ha ayudado alrededor de 4000 familias con envíos realizados por las Cáritas diocesanas, obispados y comunidades cristianas del resto de Cuba. Además de éstas, con envíos procedentes de los Estados Unidos, se ayudo a 2000 familias en Paso Real de San Diego, 1085 en Taco Taco, 700 en Entronque de Herradura, y se entregaron 5000 planchas de zinc para techos en Santa Cruz de los Pinos.
También el Hospital Comandante Pinares de San Cristóbal, en la zona afectada, así como los cuatro hospitales de la ciudad de Pinar del Río han recibido ayudas de diferentes donantes.
La Iglesia en Pinar del Río agradece profundamente a los donantes y a todos los que han ayudado en las entregas, con la certeza de que el Buen Dios de los necesitados proveerá y continuará animando a la solidaridad.
  

2009-01-05 

 
Grupo de colaboradores de Cáritas cargando un camión, al centro María Antonia Sojo, directora de Cáritas en Pinar


Realizando las entregas





 Navidad en Pinar del Río
      Sergio Lázaro Cabarrouy Fernández - Fontecha    

   Muchas personas en la ciudad de Pinar participaron en las celebraciones navideñas de la Iglesia en nuestra ciudad.
Una catedral abarrotada recibió a la Cantoría Infantil, a los niños de la catequesis y al Coro diocesano, que animaron la cantata de Navidad de la noche de 22 de diciembre, la cual, para muchos de los participantes, fue muy especial.
La celebración fue presidida por Mons. Jorge Enrique Serpa, Obispo de Pinar del Río, y contó con la asistencia de autoridades civiles. La cantata había sido anunciada por la radio y televisión locales, por primera vez en 50 años.
La velada contó además con representaciones teatrales de los momentos del nacimiento, hechas por jóvenes de la Catedral y con la bendición del Nacimiento, realizada por el Sr. Obispo en Compañía del Párroco, el P. Juan Carlos Carballo.
En sus palabras finales el Obispo habló del sentido cristiano de las fiestas que se celebran en todo el mundo en estas fechas y llamó a cada uno de los presentes a que preparara su corazón y el de su familia para recibir al Niño Jesús, fuente de amor y alegría para todos.
El día 24 de diciembre, se celebró en la misma Catedral, como en todas las parroquias de la Diócesis la vigilia de Navidad, o Misa del Gallo, en la que también se llenó la Catedral. La solemne Eucaristía fue presidida por Mons. Jorge, quien en la homilía habló de reconciliación para superar las dificultades que vivimos, agravadas para muchas familias por los huracanes que nos azotaron. “La Navidad es ocasión propicia para cambiar nuestra vida y nuestra forma de pensar, y abrirla a Dios, el único que nos puede ayudar verdaderamente”, dijo el Obispo, quien llamó a los cristianos a comprometerse con la misión de anunciar a todos la Buena Noticia de Cristo. Durante la celebración el Obispo impartió, para toda la Diócesis, la bendición especial por el día de la Navidad.
En todas las comunidades cristianas de la diócesis, y se celebró la Navidad, con misas, celebraciones de la palabra, obras de teatro o fiestas. ¡Gracias al Señor porque se hace presente siempre de manera especial en este tiempo en medio de su pueblo!
  

2008-12-29 

 
Lleno completo en la Catedral

Cantoría infantil y niños de la catequesis

Coro Diocesano dirigido por Eriel Sánchez

El Obispo diciendo sus palabras de clausura de la Cantata

Mons. Jorge Enrique impartiendo la Bendición de Navidad