Lee e interpreta la Palabra

por:P. Pedrojosé Ynaraja

NO QUEDA TÍTERE CON CABEZA

1. Que dice el texto:
Juan 9, 1- 41

Al pasar, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿quién ha pecado para que esté ciego: él o sus padres?" Jesús respondió: "No es por haber pecado él o sus padres, sino para que unas obras de Dios se hagan en él, y en forma clarísima. Mientras es de día tenemos que hacer la obra del que me haenviado; porque vendrá la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo."
Dicho esto, hizo un poco de lodo con tierra y saliva, untó con él los ojos del ciego y le dijo: "Vete y lávate en la piscina de Siloé (que quiere decir El Enviado)." El ciego fue, se lavó y, cuando volvió, veía claramente.
Sus vecinos y los que lo habían visto pidiendo limosna, decían: "¿No es éste el que se sentaba aquí y pedía limosna?" Unos decían: "Es él." Otros, en cambio: "No, es uno que se le parece". Pero él afirmaba: "Sí, soy yo." Le preguntaron: "¿Cómo es que ahora puedes ver?"
Contestó: "Ese hombre al que llaman Jesús hizo barro, me lo aplicó a los ojos y me dijo que fuera a lavarme a la piscina de Siloé. Fuí, me lavé y veo." Le preguntaron: "¿Dónde está él?" Contestó: "No lo sé".
La gente llevó ante el fariseo al que había sido ciego. Pero coincidió que ese día en que Jesús hizo lodo y abrió los ojos al ciego era día de descanso. Y como nuevamente los fariseos preguntaron al hombre cómo había recobrado la vista, él contestó: "Me puso barro en los ojos, me lavé y veo". Algunos fariseos, pues, dijeron: "Ese hombre, que trabaja en día sábado, no puede venir de dios." Pero otros decían: "¿Puede ser un pecador el que realiza tales milagros?" Y estaban divididos.
Entonces le preguntaron de nuevo al ciego: "Ese te ha abierto los ojos, ¿qué piensas tú de él?" Él contestó: "Que es un profeta".
Los judíos no quisieron creer que antes era ciego y que había recobrado la vista hasta que no llamaran a sus padres. Y les preguntaron: "¿Es éste su hijo?¿Y ustedes dicen que nació ciego? ¿Y cómo es que ahora ve?" Los padres respondieron: "Sabemos que es nuestro hijo y que nació ciego. pero cómo es que ahora ve, no lo sabemos, y quién le abrió los ojos, tampoco. Pregúntenle a él, que es adulto y puede responder por sí mismo."
Los padres contestaron así por miedo a los judíos, pues éstos habían decidido expulsar de sus comunidades a los que reconocieran a Jesús como Mesías. Por eso dijeron: "Es mayor de edad, pregúntenle a él".
De nuevo los fariseos volvieron a llamar al hombre que había sido ciego y le dijeron: "Confiesa la verdad; nosotros sabemos que ese hombre que te sanó es un pecador; Él respondió: "Yo lo que sé es que yo ciego y ahora veo." Le preguntaron: "¿Qué te hizo? ¿Cómo e abrió los ojos?" El les dijo: "Ya se los he dicho y no me han escuchado. ¿Para qué quieren oírlo otra vez? ¿También ustedes quieren hacerse discípulos suyos?"
Entonces comenzaron a insultarlo. "Tú serás discípulo suyo. Nosotros somos discípulos de Moisés. Sabemos

2. Qué me dice el texto:

3. A qué me compromete el texto