Sacerdotes
 

P. Vicente Cabrera Delgado

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

   
 
P. Vicente Cabrera Delgado

Nació en San Juan y Martínez el 5 de abril de 1964, hijo de Sixto Cabrera y Rita María Delgado mayor de 5 hermanos. Por vía paterna la famosa doña Panchita fue su bisabuela y a la vez tatarabuela por la vía materna. Frecuentó la escuela primaria en un barrio de campo de su pueblo natal, cursó luego la secundaria en un tecnológico de Jagüey Grande (Matanzas), de donde salió como obrero calificado.
Habiendo fallecido su madre y encontrándose en dificultad la familia y necesitada de su sostén al salir de esta escuela tuvo que ir a trabajar como reparador en las líneas de ferrocarril. A los 18 años empezó a participar en la iglesia de San Juan y Martínez y cuando tenía alrededor de 20 años empezó para él el acompañamiento vocacional, primero por parte del P. Antonio Rodríguez y después por el P. Carlos Portela.
En el despertar de su vocación cree que influyó mucho la participación en la Comunidad de San Juan y Martínez, y también la figura de dos curas: el P. Antonio Perujo de los Pasionistas que sustituyó por cierto tiempo al P. Tony en San Juan. Su vocación sin embargo la debe de manera especial a su abuela materna (Matilde Cabrera) que lo alentó y apoyó en esta decisión.
Ingresó al Seminario de San Carlos y San Ambrosio a los 23 años. Fue ordenado sacerdote el 20 de abril de 1996. «De noble estirpe: un liniero sacerdote.» - era el título de una breve nota escrita en el N. 12 de la revista Vitral, donde se informaba de su ordenación sacerdotal: «Descendiente de una santa mujer de las lomas de Guillen, Doña Panchita Barrios, un joven liniero se decidió a seguir a Jesucristo en el sacerdocio. Luego de largos años de estudio y oración, Vicente Cabrera, enderezó las líneas de su vida a la dirección de Jesús.
Sencillo, audaz, profundo y sereno, como quien sabe que en este oficio de señalar «vías y sentido a la vida» no se puede fallar: así vimos a Vicente recibir en la Catedral de Pinar del Río la imposición de las manos de su Obispo: Padre cercano y amigo seguro que lo animó a seguir adelante, ahora animando y «arrastrando» con su ejemplo a otros tras de él.
Recién consagrado, al P. Vicente le designaron las parroquias de La Palma, Viñales y El Cangre, así como la asesoría de la pastoral juvenil diocesana. Actualmente, por los problemas de salud del P. Mario, fue administrador de la parroquia de la Catedral y Párroco de la Sagrada Familia en Mayca.
Fue párroco de Consolación del Sur y actualmente presta servicios como párroco en Guane y es Vicario General de la Diócesis.

 

   
 

 

 

 

 

Noticias:

La fortuna de bailar y de servir. leer...

Celebrando la vida. Celebración del Día Internacional de las Personas Mayores. leer...

No solo el pan leer...

Un voluntariado capacitado; listo para servir. II Taller de Formación General leer...

  Más...


SANTA MARÍA, JUNTO AL PILAR, EN ZARAGOZA leer...

Otras lecturas leer...


Artículos:

El discurso del regreso en Regreso a Ítaca leer...

Comité Todo por Pinar del Río, peculiaridades de una institución cívica leer...

Detrás de la fachada leer...

¡¡¡Sí a la vida!!! leer...   

Más...