religiosos
 

Padres Escolapios

Diócesis de Pinar del Río. Cuba

   
 
El Padre Carreró, sacerdote escolapio,

Fundados por San José de Calasanz en Roma el año 1617, comprometidos sobre todo con la instrucción y la educación. Sobre su llegada a nuestra Diócesis, escribe Teresa Fernández Soneira: «El Obispo de Pinar del Río, Mons. Manuel Ruiz, quien también era Arzobispo de La Habana, venía interesado en una fundación de Escolapios en esa provincia. Pasaba muchas horas con los padres en la finca de Cojímar, y en diciembre de 1909 abordó al Vicario Provincial, el P. Fábregas, y le obligó a aceptar una fundación en Pinar del Río. El prelado prometió sufragar el mobiliario y la pensión mensual de una clase gratuita.
«En febrero de 1910 se presentaba el P. José Dalmau de la Inmaculada en Pinar del Río para ser presidente de aquella nueva casa escolapia. Se instalaría en una casa de la calle Martí propiedad del Sr. Desiderio Saludes, que se avenía a las reformas necesarias para la adaptación de éste a colegio. Sin embargo, al llegar el momento de comenzar las obras el Sr. Saludes se negó a las modificaciones. Entonces el Sr. Ricardo Cuevas le ofrece a los Padres los bajos del edificio de la Colonia Española.
Se concierta el alquiler y llega el P. Francisco Casellas con el Hno. Domingo Llonch para trabajar en aquel local. El 1º de marzo se inaugura el plantel. En septiembre de aquel año hubo un ciclón muy fuerte. ‘El Colegio se bamboleó como una hoja, más no llegó a desprenderse’ - nos relata el P. Bau en su historia de los Escolapios. Tienen entonces que trasladarse para la calle del Recreo.
En el verano de 1911 se compró un solar por 3.000 pesos oro español, y se comenzaron las obras con los contratistas Cardó y Grau para un edificio de dos plantas y un patio interior colindante con casas. En abril de 1912 se trasladaba el colegio para el nuevo edificio y se inauguraba oficialmente titulándolo ‘Colegio Virgen de la Merced’. Allí estuvo hasta la intervención en 1961»
Fue visitado este Colegio poco antes de 1920 por Adolfo Dollero que nos dejaba este interesante testimonio: “De los Colegios particulares que existen en la Capital de la Provincia, el más importante es, hoy, el de los RR. PP. Escolapios, conocido bajo el título de “Escuelas Pías”, desde el 1° de abril de 1910.»
Aceptando la bondadosa invitación del P. Rector Rev. D. Francisco Ibañez, dedicamos al Colegio casi dos horas. En Pinar del Río hay muy pocas escuelas cuyo local responda a las exigencias de planteles de esta índole; por tanto el Colegio de los Padres Escolapios es el que mejores condiciones reúne. Amplio el patio, amplios y bien pavimentados los corredores, orden y aseo doquiera...
«Cuando las Escuelas Pías cuenten con el nuevo cuerpo de edificio, que hoy es todavía un proyecto, podrán probablemente aumentar al doble el número de los alumnos internos. La enseñanza que se imparte es de varias clases: elemental o primera enseñanza; superior o preparatoria para cursar después el bachillerato o la enseñanza comercial; y por fin esta última.
La enseñanza comercial del Colegio de los padres Escolapios comprende la contabilidad por partida doble, la redacción de documentos mercantiles, la escritura en máquina, el dibujo, etc. Hay para ello máquinas de escribir y calcular. Y también se enseña el inglés.
Al concluir el curso comercial, el alumno recibe un título de suficiencia para ejercer como perito mercantil, título que aunque no tenga valor oficial, lo habilita a cubrir empleos comerciales, ya que desde 300 años los Padres Escolapios tienen bien cimentada su fama de buenos maestros.
En las aulas de primera enseñanza tuvimos la oportunidad de admirar la paciencia del Padre Rafael Recasens, enseñando a contar a los párvulos, por el método objetivo. En la época de nuestra visita había en el Colegio unos 120 alumnos de primera enseñanza superior; 30 del curso comercial y otros 30 de Bachillerato. Una tercera parte aproximadamente era pupilos. Salimos complacidos de nuestra visita.» (17)
Quedan hoy en Cuba cinco sacerdotes Escolapios. El P. Carreró en Guanajay, otros dislocados en San Nicolás y Guanabacoa quienes, sabiendo de este trabajo, si no me enviaron nada de escrito, enviaron una cantidad de interesantes fotos que, con la ayuda de algunas anotaciones y un poco de imaginación, nos han permitido añadir alguna otra noticia relativa a su actividad a fines de los años 20.
Padre Rector del colegio de los Escolapios en Pinar del Río en aquella época era el P. Marcelino Forcada.
Otros padres activos entonces fueron el P. Joaquín Renom, el P. Domingo Lioneh, el P. del Tura Prat. El P. Juan Tomás Puente, el P. Enrique Bou (o Bau), el P. Francisco Farreny y el Hno. Domingo Llonch.
De las fotos es posible deducir que los Padres Escolapios cuidaban mucho, además de la formación cultural, la educación religiosa, moral, civil y el sano ejercicio del deporte. De vez en cuando organizaban excursiones con guaguas y a pie para llevar a los muchachos a descubrir y disfrutar de la belleza del paisaje pinareño. Así admiramos instantáneas de Viñales y su Río San Vicente, del Cerro de Cabras, del Río San Diego y de varias fincas de la Vuelta Abajo de hace casi 80 años.
Las fotos más curiosas son las de un padre que en el Cerro de Cabras levanta en sus manos un jubo y un magnifico majá, capturados en aquel sitio. Otra, un poco desteñida muestra a otros padres y sobre todo al P. Rector invitado a hacer de patrocinador de un invento de cuya eficacia se dio demostración pública de manera singular. Se trataba de las vigas de cemento inventadas por el pinareño Juan Barbera y construidas en la fábrica de fundición de Juan García. La foto muestra que, para comprobar la resistencia de las vigas, con dos de ellas hicieron una plataforma y la cargaron de 10 hombres, alrededor de 30 sacos de arena y un barril lleno de agua en el centro arriba del cual posa el autor del gran invento. De pie, al frente, están juntos otros tres padres Escolapios encabezados por el P. M. Forcada.
Los alumnos de los Escolapios tenían un fuerte equipo de baloncesto que competía con los mejores de la ciudad y provincia. Tenían además su banda musical y grupo folclórico masculino que, con su ritmo impecable, sus trajes elegantes y su caminar con porte majestuoso, alegraban y embellecían las procesiones religiosas y las manifestaciones civiles.
Los Escolapios llegaron a tener en Cuba 10 colegios. Sólo en los primeros 100 años de trabajo al servicio de la instrucción en Cuba, fueron 381 los padres Escolapios, casi todos procedentes de Cataluña, que entregaron parte de su vida al servicio de la enseñanza en la Isla.
De los padres que trabajaron en Cuba alrededor de 20 cayeron mártires durante la Revolución española. Entre ellos algunos que prestaron su servicio en Pinar del Río, como el P. Marcelino Forcada, el P. Enrique Bou, el P. Francisco Farreny y el Hermano Domingo Llonch.
Durante el curso 1956-58 en el Colegio Virgen de la Merced de Pinar del Río estaban presentes: RP. Jaime Manich dela V. de los Dolores, Rector; RP. José Bassols de la V. del Tura; RP. Jorge Cardona del Smo. Sacramento; RP. Víctor Forteza del Dulcísimo Nombre de María. Tenían en aquel año en su Colegio 280 alumnos, seis personas de servicio y dos autobuses.
Perdidos todos sus colegios por la nacionalización del año 1961, el pequeño grupo de Escolapios que actualmente vive en Cuba, como testimonia el P. José María Coviella que radica en la Comunidad de Guanabacoa, realiza ahora una importante misión religiosa sobre todo en la provincia habanera, mientras piensan en un resurgimiento a través de los novicios.



Dirección del P. Francesc Carreró Vidal : Ave 63. #7003. Guanajay.
Prov. Habana. CP 32 2000
Email: -
Teléfono: +53(47) 66280


 

   
 

 

 

 

 

Noticias:

Taller de formación del programa de atención a personas viviendo con VIH. leer...

La dimensión caritativa de la iglesia no es una utopía. leer...

Bendice Mons. Jorge E. Serpa, obispo de Pinar del Río nueva capilla en la comunidad católica de Paso Quemado leer...

Una invitación a seguir por la vía del amor y el servicio. Remodelación del Comedor “San Diego” en la localidad de San Diego de Núñez leer...

  Más...


LA PASCUA DE SANTA MARÍA leer...

Otras lecturas leer...


Artículos:

El estrecho límite del trabajo por cuenta propia leer...

En torno a los cereales leer...

Fundación y organización institucional del Comité “Todo por Pinar del Río” leer...

Pentecostés leer...   

Más...