Portada

Con Dios de vacaciones

 

Texto: Tania Gómez Rodríguez

de vacaciones con jesusHa terminado el curso escolar 2015-2016 y ante nosotros se abren las puertas al período vacacional que como es costumbre, vivimos durante los meses de julio y agosto.
El calor ha sido uno de los rasgos de este tiempo que más nos ha afectado físicamente, sin embargo, la vida en la Iglesia no se detiene. Dios no coge vacaciones; por eso durante los próximos meses se asoman a nosotros una variedad de actividades que nos recuerdan la presencia de Dios en medio nuestro y el llamado a transmitirlo a los demás.
Los encuentros de formación para catequistas a través de las Escuelas de Verano desean impulsar el servicio de éstos a la diócesis. El Concierto de Oración de Cristy Villaseñor nos preparará para los días de la Jornada Mundial de la Juventud, donde los jóvenes de diversas partes del mundo se unirán en oración y compartir para celebrar la fe en estos momentos tan difíciles para muchos cristianos. En La Habana los jóvenes cubanos también tendrán su Jornada Mundial en sintonía con Cracovia porque a pesar de las limitaciones, la creatividad y el amor a Dios se impuso para vivir en comunión con la Iglesia Universal un evento tan importante.
El Jubileo de los niños en distintas zonas pastorales es la ocasión para que los más pequeños puedan participar también de este Año de Gracia de una manera diferente. Y así han visto la luz variadas iniciativas tanto diocesanas como zonales o parroquiales. Sin embargo también debemos ver la invitación que nos hacía el papa Francisco para ir al encuentro del prójimo como lo enseñaba Jesús en la parábola del Buen Samaritano.
Que este tiempo de vacaciones sea también la ocasión propicia para encontrarnos con Dios en la oración y la acción. Recordemos las palabras del apóstol Santiago y no dejemos que nuestra fe muera por falta de obras. Que así sea.

 

linea

La fiesta de los abuelos

Texto: Tania Gómez Rodríguezabuela-nieta

El mes de julio llega a nosotros ofreciéndonos días de descanso y cambio de la rutina diaria al comenzar el períodovacacional. Niños jugando en parques y calles, nos recuerdan momentos de nuestra infancia en que disfrútabamos con actividades semejantes. Y en medio de tantos recuerdos aflora la figura de nuestros abuelos, quienes nos cuidaban mientras mamá y papá iban al trabajo, quienes estaban siempre dispuestos a mimarnos para ganarse una sonrisa en los que les virábamos la casa alrevés pero éramos muy necesarios para su felicidad personal.
Jesús también fue parte de una familia, y aunque se recogen muy pocos detalles de esta etapa en las Sagradas Escrituras, conocemos por la Tradición que convivió con Joaquín y Ana, los padres de la Virgen María. La Iglesia ha querido honrar de manera especial a los abuelos de Jesús celebrando su festividad el 26 de julio, fecha en que también rezamos con especial fervor por nuestros abuelos.
San Joaquín y Santa Ana eran personas de fe y amor a Dios; supieron educar a la Virgen María en las costumbres judías de la época y con el conocimiento necesario para saber responder afirmativamente a la invitación que el ángel le traía de parte de Dios. Por la actitud de María durante toda su vida nos atrevemos a caracterizar un poco la forma de ser de sus padres.
Imaginémos entonces cómo habría sido la relación de Jesús con sus abuelos. Si los llevamos a nuestras costumbres podemos ver a un niño profundo hablando con Joaquín y preguntándole detalles de sus labores diarias. Visitando la cocina de la casa para recibir algún panecillo recién horneado que la abuela daría de forma cómplice antes de comer, o ese dulce especial que tanto le gustaba. Recorrerían juntos los caminos de Nazaret y hablarían de muchas cosas por el camino. De vez en cuando un que otro regaño, aparentemente fuerte, pero en el fondo con la ternura especial que sienten los abuelos por sus nietos. Cosas así viviría Jesús, como las de nosotros. Es muy raro encontrar alguien que no conserve gratos recuerdos de sus abuelos, y en medio de una sociedad que envejece rápidamente sería muy bueno y necesario que no los olvidáramos.
Ellos no son solamente fuente de experiencia por los años vividos, sino personas que han dedicado gran parte de sus vidas a nuestro cuidado y que merecen todo el amor que seamos capaces de transmitir.

 

 

Noticias:

Encuentro de Matrimonios en Pinar del Río leer...

La Iglesia Católica en oración por la JMJ Concierto de oración de Cristy Villaseñor en Pinar del Río leer...

Para proteger y acompañar la “memoria del pueblo”. Encuentro anual de Coordinadores Diocesanos del Programa de Personas Mayores de Cáritas leer...

Encuentro de los Grupos de Mujeres Católicas en Pinar del Río leer...

  Más...


VERANO leer...

Otras lecturas leer...


Artículos:

San Agustín enseña sobre la oración. II Parte leer...

Audacia y compromiso, un laicado hoy. Encuentro con los laicos en el Centro de Formación Laical, diócesis de Holguín leer...

Síntesis de la Exhortación apostólica post-sinodal sobre el amor en la familia: leer...

Misericordia y ternura como un complemento espiritual... leer...   

Más...