Portada

El valor de las canas

Texto: Tania Gómez Rodríguez

Es común escuchar en estos tiempos sobre el envejecimiento poblacional y el trato a los adultos mayores. Son una realidad presente y que vivimos en gran medida como consecuencias de nuestros actos pasados.
imagenLas numerosas familias de antaño donde se disfrutaba de la larga mesa rodeada de hijos y nietos es muy difícil de encontrar en estos años. La velocidad de la vida y las carencias actuales, así como el orden de prioridades del hombre "moderno", nos lleva a encontrar matrimonios de uno o dos hijos solamente, los cuales, en algún momento reciben el común comentario de "estás loco", o "ni uno más", lo que constituyen pequeños detalles en contra de la renovación del género humano. Por no entrar en temas como el incentivo a uniones entre personas del mismo
sexo.
La realidad se presenta ante nuestros ojos y sólo debemos hacerle frente: la población mundial ha envejecido. Lo fundamental no es hacer propaganda para llegar a los 120 años, sino procurar la calidad de vida adecuada a esta etapa; y "la cosa" comienza por casa.
Educar a las nuevas generaciones en el respeto y amor hacia los mayores es algo que debe iniciar en el hogar, y sobre todo con el ejemplo de quienes ahora son hijos, pero que serán los abuelos en unos años.
Garantizar la atención médica correspondiente no solo en el personal de salud sino en los tratamientos y medios necesarios para su cuidado.
Verlos como las personas que son a pesar de sus grandes limitaciones y pérdidas de capacidades, respetarlos y tenerlos en cuenta.
La Iglesia nos presenta la vida de una de esas tantas personas que se entregaron al cuidado de los ancianos: Santa Teresa Jornet, fundadora de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, quien se encargó de ofrecer una opción concreta a los adultos mayores de su época que vivían el desprecio y abandono de la sociedad. Por eso el 26 de agosto fue escogido por la Iglesia para celebrar el Día de los Ancianos, en la festividad de esta santa que ganó su corona de gloria al reconocer y velar por el Cristo sufriente que encontraba en los ancianos de su época.
Que sea ésta una oportunidad para que nosotros nos propongamos imitar su ejemplo y prepararnos mejor para la vida que se nos presenta con nuevos retos sociales.

 

linea

Intención de Oración del papa Francisco

Para agosto, Francisco alienta a orar "por los artistas de nuestro tiempo, para que, a través de las obras de su creatividad, nos ayuden a todos a descubrir la belleza de la creación".

Tomado de: (http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=58503)

linea
 

 

 

Noticias:

Taller de formación del programa de atención a personas viviendo con VIH. leer...

La dimensión caritativa de la iglesia no es una utopía. leer...

Bendice Mons. Jorge E. Serpa, obispo de Pinar del Río nueva capilla en la comunidad católica de Paso Quemado leer...

Una invitación a seguir por la vía del amor y el servicio. Remodelación del Comedor “San Diego” en la localidad de San Diego de Núñez leer...

  Más...


LA PASCUA DE SANTA MARÍA leer...

Otras lecturas leer...


Artículos:

El estrecho límite del trabajo por cuenta propia leer...

En torno a los cereales leer...

Fundación y organización institucional del Comité “Todo por Pinar del Río” leer...

Pentecostés leer...   

Más...